Nací en 1959 en La Coracha, uno de los barrios más típicos y bellos de Málaga. Un recinto de casitas blancas encaramadas en la ladera del monte Gibralfaro, entornado de jardines (Puerta Oscura), paseos (Parque y la Farola) y la playa de la Malagueta. Un gueto antes de los sesenta, posteriormente y una vez remodelado, fue la imagen más elegida por pintores costumbristas. Jacarandas, buganvillas, aloes y cipreses en donde cometer chiquilladas.

Desde el balcón, brisas perfumadas de mar y brea que vienen desde la malagueta. Sirenas anunciadores de un nuevo atraque portuario, mientras leía las aventuras del Capitán Trueno. Un niño curioso, inquieto y muy travieso, casi hiperactivo en un lenguaje más contemporáneo.

Provengo de una familia sencilla y honesta. Soy el mayor de tres hermanos. Mi padre fue conserje de un Club socio-deportivo de raigambre histórica en los deportes náuticos.

Muchas “horas extras” robadas a la presencia física con la familia para que sus hijos progresáramos. Gracias al filántropo D. Francisco Hidalgo, estudie en el Colegio Las Mercedes. Las clases de ciencias naturales en este colegio, potenciaron mi vocación por la Medicina.

Mi primer contacto laboral fue a los 14 años, como “botones” del Ateneo de Málaga. Era estudiante, que mis vacaciones hacía de recadero y mecanógrafo aventajado de robustas olivettis, que pulsaba como una metralleta. Mi vocación pudo truncarse cuando aprobé unas oposiciones en el Banco Coca, en esta categoría, las cuales me encaminaban hacia la carrera de Económicas, que el mismo Banco sufragaba.

A pesar de no contar con una tradición médica familiar, siempre quise ser médico para mejorar a mi abuela y, cuando uno depende de una modesta economía familiar, “estudiar es todo un acto de rebeldía contra el sistema, el saber rompe las cadenas de la esclavitud” (Tomás Bulat).

Fiel a mí destino, me siento orgulloso de ser Médico desde 1984. Años de crisis económica y que junto a la masificación de las Aulas de Medicina, nos llevó al mayor paro médico que ha conocido los anales de la Medicina en España. Un periodo muy competitivo, en los debía tomar decisiones emancipadoras y compaginar trabajo con estudios.

Progresivamente obtuve los grados de Licenciado (tesina. 1986) y Doctor (Tesis doctoral: Disfunción cerebral, bajo peso al nacimiento, conducta, clase social y desarrollo mental posterior. 1990) bajo la dirección y apoyo de la Cátedra de Pediatría del Profesor: Antonio Martínez Valverde. Él siempre confió en mi prestándome su apoyo y animo para obtener metas superiores. En 1991, obtuve el Premio Nacional de Puericultura al presentar las conclusiones de mi tesis doctoral y, finalmente la especialidad de Reumatología (1991-1994), providencias todas ellas trabajadas duramente y contracorriente.

Trabajo desde 1996 en el Hospital Regional Universitario Carlos Haya como Reumatólogo, con plaza ganada mediante Concurso-Oposición. Aunque me encargo de las patologías propias de la especialidad, circunstancias del Servicio, hicieron que me dedicara de forma más especial a enfermedades poco visibles como la Fibromialgia, el Síndrome de fatiga crónica, la hiperlaxitud de ligamentos (Síndrome de Ehlers Danlos) y la Osteoporosis.

Gracias a ello, tengo un contacto cercano con este tipo de pacientes y he impulsado el asociacionismo de pacientes reumáticos en Málaga y en Andalucía. Fui Presidente de la Liga Reumatológica Andaluza durante dos Legislaturas (2003-2008), labor que me facilitó un conocimiento profundo del asociacionismo y del lado humano del paciente reumático. Desde entonces uno de mis objetivos es la defensa de los intereses del paciente, su problemática personal y la suscripción de los ideales de conducta de la Medicina Humanista. Mis áreas de interés, son también, las artritis, artrosis y espondiloartritis, y lo relacionado con el desarrollo tecnológico y de la convergencia Nano-Bio-Info-Cogno Tecnologíca (NBIC).

Desarrollo en el Hospital, una actividad asistencial, docente e investigadora y, desde 2006 extiendo esta vocación de Servicio en mí Consulta privada. Íntimamente relacionada con esta actividad, es mi web doctorponce.com, la cual ha ido acrecentando desde 2003 con gran ilusión, y como medio de compartir contigo mi actividad profesional y un poquito de mí (vivencias, reflexiones) en redes sociales (facebook.com/doctorponce)

En doctorponce, podéis encontrar además de nuestra cartera de Servicios, nuestras líneas básicas de actuación centradas en el paciente, y cimentadas en el código de conducta de la Medicina Humanista. Artículos sobre enfermedades reumáticas, revisiones personales sobre patologías, tratamientos o métodos diagnósticos en el ámbito de la reumatología que pudieran resultar de tu interés.

“Nuestro facebook, es un lugar más distendido en la que podemos compartir contigo nuevos artículos relacionados con mi actividad profesional, y donde reflejo mi pensamiento y mi corazón a través pequeñas reflexiones sobre la vida aprehendida de mí alrededor”.

Tienes igualmente, la posibilidad de contactar con nosotros, para cualquier duda, sugerencia o, en todo aquello en lo que creas podamos serte útil.

¡Bienvenido!.

.