¿Cuánto tiempo se debe mantener los pacientes con osteoporosis tratamiento con Bifosfonatos?

¿Cuánto tiempo se debe mantener en los pacientes con osteoporosis el tratamiento con Bifosfonatos? ¿Podemos dar vacaciones terapéuticas a nuestros pacientes?

Estas preguntas tienen difícil respuesta, pues no disponemos de datos basados en la evidencia científica para dar una recomendación correcta.

Sabemos que los bifosfonatos (BF) son eficaces en la reducción de fracturas en la osteoporosis potsmenopáusica y durante largos períodos de tiempo. En el momento actual disponemos de datos de eficacia y seguridad a 10 años con alendronato (ALN), 7 años con risedronato (RIS), y tres años con ibandronato (IBN) y zoledronato (ZOL).

El planteamiento de la retirada de BF en la osteoporosis es debido a que los mismos se van acumulando en el hueso y se van liberando localmente a medida que el tejido óseo es resorbido tras su suspensión, y en segundo lugar porque los mismos pueden llegar a producir efectos adversos con su administración prolongada [osteonecrosis maxilar (ZOL, pamidronato), fracturas subtrocántericas y diafisarias atípicas (ALN), dolor músculo-esquelético (ALN, RIS), fibrilación auricular (ZOL, ALN) y trastornos inflamatorios oculares (conjuntivitis, epiescleritis, uveítis), trastornos gastrointestinales (dispepsias, dolor abdominal, erosión esofágica)]

En efecto, los BF se acumulan en el hueso y tienen una gran afinidad por unirse a los cristales de hidroxiapatita. Esta afinidad varía de unos BF a otros y su liberación con el tiempo también. En este sentido ALN tiene una mayor vida media en el hueso que RIS, lo que se traduce en cambios en la densidad mineral ósea (DMO) y de los marcadores de óseos tras su retirada. Por ello, las vacaciones terapéuticas pueden ser distintas para cada BF.

La opción de realizar vacaciones terapéuticas se planteó a raíz de un estudio que mostró que las mujeres postmenopaúsicas con osteoporosis tratadas con ALN 5-10 mg/d durante 5 años y luego placebo durante otros 5 años, no tenían un aumento de las fracturas (excepto de fracturas vertebrales clínicas) a pesar de tener una pérdida gradual de la DMO de fémur y en los marcadores óseos del remodelado.

Con todo ello, cuando se considera interrumpir el tratamiento se debe valorar el riesgo de fractura, la adherencia previa al tratamiento por el paciente, así como su respuesta clínica en la DMO y en los marcadores de remodelado.

Con ALN, se pueden plantear estas vacaciones terapéuticas en pacientes con al menos 5 años de tratamiento, riesgo moderado de fractura y buena respuesta clínica. La duración de la retirada podrían ser otros 5 años, siempre que no se desarrollen fracturas y tanto la DMO como los marcadores sean relativamente estables.

Las pacientes con alto riesgo de fractura, deberían ser tratadas como mínimo durante 10 años, y las vacaciones no deben ser superiores a 2 años, en estos casos mantener el tratamiento con calcio y vitamina D.

Artículo realizado por Dr. Ponce
Fecha del artículo: Septiembre 2010
Fecha de publicación: Septiembre 2010