¿ DEBEN VACUNARSE LOS PACIENTES REUMÁTICOS DEL HERPES ZOSTER ?

El herpes zóster (HZ), es causado por el mismo virus que causa la varicela. Después de haber pasado la varicela, el virus permanece en el cuerpo en los ganglios nerviosos sensitivos. Con la edad el nivel de anticuerpos cae por debajo del umbral de protección, lo que hace que el virus pueda reactivarse.

Esto ocurre con mayor probabilidad, a partir de los 60 años de edad; sí pasó la varicela antes del primer año de vida, o bien, si el sistema inmunitario está debilitado por medicamentos o enfermedad.

herpes-zoster

Por ello, pasar la varicela “no exime de desarrollar de adultos un herpes zóster”, al tiempo que la vacunación en la infancia tampoco garantiza que se pueda contraer la enfermedad, por lo que “se deben vacunar de las dos: varicela y HZ”. La vacuna del herpes zóster es la misma que la de la varicela, pero con una dosis aproximadamente 14 veces mayor. La vacuna actúa estimulando el sistema inmune para que actúe específicamente contra el virus.

Enfermedades como la diabetes mellitus, EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) en tratamiento con corticoides inhalados y edades entre los 60 y 69 años, son las circunstancias en donde se aconseja la vacunación. Pero, y los pacientes reumáticos (artritis reumatoide, espondiloartritis, psoriasis, artritis psoriásica, lupus, conectivopatias, etc.) son paciente inmunodeprimidos, ¿Deberían vacunarse?.

El riesgo de herpes zóster en la población general es más o menos uno de cada tres. El riesgo en pacientes con la artritis reumatoide es aproximadamente el doble que la de la población general y mayor que en individuos con otras enfermedades reumáticas, como el lupus y Granulomatosis de Wegener. La vacunación herpes zóster se
asociado con una reducción del 39% en el riesgo de herpes zóster.

El HZ, condiciona una gran morbilidad (Neuralgia postherpética, riesgo de desarrollo posterior de accidente cerebrovascular tras el primer y tercer mes post HZ. Especialmente si el HZ es de localización oftálmica), dolor, limitaciones de las actividades de la vida diaria. Por ello, es importante prevenirla mediante la vacunación.

Esta es una vacuna de virus vivos atenuados, y las normas relativas a su uso en pacientes con enfermedades reumatológicas resultan complicadas.

Esto es lo que los médicos y pacientes reumáticos necesitan saber:

  • La vacuna está comercializada en España desde 2014, como ‘Zostavax’, se administra en una única dosis y tiene un precio de 182 euros. Al ser una vacuna de virus vivos atenuados, no está indicada durante el embarazo, si padece de inmunosupresión, toma altas dosis de corticoides, padece de VIH, tuberculosis activa no tratada, linfoma, cáncer, o le han trasplantado.

  • La vacuna del HZ puede utilizarse de forma segura en pacientes que tomen en menos de prednisona a 20 mg /día, azatioprina hasta 3 mg / kg / día, o metotrexato, menos de 25-30 mg / semana.

  • La vacuna contra HZ está contraindicado en pacientes con agentes biológicos recombinantes, incluyendo: Inhibidores de factor de necrosis tumoral (TNF), abatacept (Orencia), rituximab (MabThera), o inhibidores de la Jak quinasa (Tafacitinib).

Dado que cerca de 60% de todos los pacientes con artritis reumatoide, acabaran tomando un biológico se debería prever administrarla antes del inicio de este tipo de tratamiento en pacientes mayores de 50 años. O bien, encontrar la oportunidad: entre los cambios en la medicación, 0, después de tener una cirugía, en el que se ha suspendido el temporalmente el tratamiento biológico, al menos durante 4 semanas antes de la vacunación.

En Estados Unidos, donde la vacuna lleva comercializada más de 10 años, muchos pacientes recibieron la vacuna de forma inadvertida durante el tratamiento biológico, y sin embargo, no se encontraron casos de HZ o varicela dentro de los 42 días siguientes a vacunación inadvertida. Posteriormente, se han obtenidos los mismos resultados en amplios estudios retrospectivos y seguimiento dos años después de la vacuna. Por ello, aunque el tratamiento biológico contraindica la vacuna, una administración inadvertida no es para rasgarse las vestiduras. Actualmente, se trabja en una vacuna inactivada con la misma eficacia que la actual y con menor riesgo.

  • La vacuna puede administrar el mismo día con otras vacunas de virus inactivados, tales como la gripe, aunque como inyecciones separadas en diferentes sitios del cuerpo. La administración concomitante junto a la vacuna del neumococo, provoca una disminución de la inmunogenicidad de la vacuna del HZ.

  • Se puede administrar a los pacientes 4 semanas antes de recibir el tratamiento inmunosupresor.

  • Sus efectos secundarios más frecuentes son: Dolor, hinchazón, prurito, calor, ardor en el lugar de inyección y dolor de cabeza.

Bibliografía

  1. Yang YW, Chen YH, Wang KH et al. Risk of herpes zoster among patients with chronic obstructive pulmonary disease: a population-based study. CMAJ 2011; 183 (5).

  2. Gupta G, et al. Incidence and Risk Factors for Herpes Zoster Among Patients With Inflammatory Bowel Disease.  Clin Gastroenterol Hepatol 2006; 4:1483-90.

  3. Guignard AP, Greenberg M, Lu C, et al. Risk of herpes zoster among diabetics: a matched cohort study in a US insurance claim database before introduction of vaccination, 1997-2006. Infection. 2014 Aug; 42(4): 729-35.

  4. Aldaz P, Díaz JA, Loayssa JR, et al. Herpes zoster incidence in diabetic patients. An Sist Sanit Navar. 2013;36(1): 57-62.

  5. Jie Zhang, PhD; Fenglong Xie, MS; Elizabeth Delzell, et al. Association Between Vaccination for Herpes Zoster and Risk of Herpes Zoster Infection Among Older Patients With Selected Immune-Mediated Diseases FREE. JAMA 2012 Jul 4; 308 [1]: 43-9).
    Bricout H, Behr S, Hillebrand K, et al. Risk of Stroke after Herpes Zoster: a Self-Controlled Case-Series Analysis (SCCS) on a German database from 2005 to 2011.
    European Geriatric Medicine 2014; 5(1): 53-54.

  6. Sinéad M. Langan S et al. Risk of Stroke Following Herpes Zoster: A Self-Controlled Case-Series Study. Herpes Zoster and Stroke Risk. CID 2014: 58.1499.