¿Existe riesgo de Neoplasias con tratamientos biológico?

¿EXISTE RIESGO DE NEOPLASIAS (TUMORES) EN PACIENTES QUE RECIBEN TRATAMIENTO BIOLÓGICO?
Desde la introducción de los tratamientos biológicos a finales de la década de los 90, cambio el pronóstico de las enfermedades autoinmunes (Artritis reumatoide, psoriasica, espondilitis anquilosante, artritis crónica juvenil, etc.) En el momento actual disponemos de nueve agentes biológicos: infliximab, etanercep, adalimumab, anakinra, abatacept, rituximab, golimumab, certolizumab y tocilizumab, para el tratamiento de las artritis. Con ellos ha crecido la especulación, de sí su uso prolongado puede alterar la inmunovigilancia normal, y con ello el riesgo a contraer cáncer en quienes reciben este tipo de tratamiento.

¿Existe riesgo de Neoplasias con  tratamientos biológico?

¿EXISTE RIESGO DE NEOPLASIAS (TUMORES) EN PACIENTES QUE RECIBEN TRATAMIENTO BIOLÓGICO?
Desde la introducción de los tratamientos biológicos a finales de la década de los 90, cambio el pronóstico de las enfermedades autoinmunes (Artritis reumatoide, psoriasica, espondilitis anquilosante, artritis crónica juvenil, etc.) En el momento actual disponemos de nueve agentes biológicos: infliximab, etanercep, adalimumab, anakinra, abatacept, rituximab, golimumab, certolizumab y tocilizumab, para el tratamiento de las artritis. Con ellos ha crecido la especulación, de sí su uso prolongado puede alterar la inmunovigilancia normal, y con ello el riesgo a contraer cáncer en quienes reciben este tipo de tratamiento.

El riesgo de cáncer en la población general viene a ser del 20% para los tumores cutáneos, el 15% para el cáncer de próstata en los hombres, el 11% para el cáncer de mama, en la mujer, el 6% para el cáncer de pulmón, y el 5,3% para el cáncer de colon.

Antes de la aplicación de los tratamientos biológicos en pacientes con artritis reumatoide (AR), el riesgo de cáncer de mama o de colón, era menor con respecto a la población general. Se piensa que esto era debido a la inhibición de la ciclooxigenasa 2, que se hacía con el uso extendido de los antinflamatorios no esteroideos (AINEs) para controlar la inflamación y la actividad de la enfermedad.
Es conocido igualmente que los pacientes con AR, tienen incrementado el riesgo de padecer de linfomas (sobre todo el linfoma hepatoesplénico de células T en pacientes jóvenes y niños afectos de colitis ulcerosa o enfermedad de Crhon y que han seguido tratamiento con azatioprina y/o anti TNF), cáncer de pulmón y de piel. Esto está corroborado por un gran número de registros de bases de datos, a nivel mundial como CORRONA, BSRBR, BIOBADASER, etc. Este incremento se ha relacionado con la inflamación crónica mantenida y el tabaquismo en estos pacientes.

Existen datos que apoyan la evidencia de, que los tratamientos biológicos no aumentan el riesgo de padecer cáncer o linfomas. Este riesgo de neoplasias en los pacientes con AR parece estar más influido por la inflamación incontrolada y la actividad de la enfermedad, que por el uso de estos fármacos.

No obstante, puede existir un aumento del riesgo de tumores cutáneos no melanomas en pacientes que reciben anti-TNF y un mayor índice de recidivas de melanomas. Es por ello que en las guías de practica clínica del Americam Collage Rheumatology (ACR) en su edición del 2012 se hace una reseña, en la que se aconseja tratar a los pacientes con AR con Rituximab si han tenido una neoplasia sólida o cáncer de piel no melanoma en los últimos cinco años, con especial vigilancia del melanoma y en pacientes que han sufrido una neoplasia linfoproliferativa. (Reseña empírica y no apoyada por la evidencia actualmente disponible, que pudiera hacer creer que este fármaco es más seguro que los otros tratamientos biológicos).

BILIOGRAFIA
Cush JJ, Dao KH, Rheum Clin North Am 2012; 38: 761-70.