¿Existe riesgo para la fecundación en el hombre o la mujer que toman fármacos antireumáticos?

El metotrexate (MTX) puede provocar dos efectos negativos en el hombre: Infertilidad (por disminución del número de espermatozoides) y la posibilidad de una malformación del feto.
Se han descrito pocos embarazos con anomalías neonatales cuando el padre de un niño toma metotrexato en el momento de la fecundación. Sin embargo, aunque esto sea infrecuente, es un buen motivo para tener precaución. Por consiguiente, la misma regla que se aplica a las mujeres se debiera aplicar a los hombres: Se aconseja utilizar algún método anticonceptivo durante el empleo de MTX y al menos durante 3 meses después de abandonarlo si existen los deseos en la pareja de tener un hijo. No obstante, la toma de decisiones debe ser individualizada.

Si bien se puede debatir sobre la falta de toxicidad de un fármaco u otro para las mujeres embarazadas, los siguientes fármacos que se suelen utilizar en las enfermedades reumáticas por lo general se consideran contraindicados en las mujeres durante el embarazo: metotrexate, leflunomida, ciclofosfamida, ciclosporina A, d-penicilamina, sulfasalazina, fármacos anti-TNF (infliximab, etanercep, adalimumab), abatacept, rituximab y tocilizumab.
Utilizamos la hidroxicloroquina y la azatioprina durante el embarazo en las mujeres con lupus eritematoso diseminado. La suspensión de estos fármacos sería nociva tanto para la madre como para el feto.