Guía Práctica del Paciente con Fibromialgia

Guía práctica del paciente con
FIBROMIALGIA

Dr.Antonio Ponce Vargas

www.doctorponce.com
contacto@doctorponce.com

clip_image002

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

clip_image004

  • La fibromialgia es un padecimiento crónico. No existe en el momento actual un tratamiento curativo o eficaz. Sin embargo, la guía del paciente por un médico experto y sensible por esta enfermedad y quienes la padecen, junto con el compromiso y apego por parte del enfermo con un estilo de vida productivo  que le beneficie puede minimizar la enfermedad e incluso curarla.
  • La fibromialgia es probablemente la enfermedad más problemática de todas las patologías que atiende el reumatólogo. Esta enfermedad es un rompecabezas, un cajón de sastre como la llaman algunos, una fuente continua de controversia, molesta y frustra a quién la atiende. Sin embargo, aunque la fibromialgia no sea difícil de diagnosticar, algunos médicos y reumatólogos cuestionan si debe considerarse este diagnóstico. A otros les gustaría revocar este término de la literatura médica y descaminar a los pacientes fuera de sus consultas.  Los sentimientos levantados son extremos. Incluso los líderes en el campo han sugerido que reumatólogos se distancien de la fibromialgia. Sin embargo con estas ideas, el problema no desaparece. La Fibromialgia sigue siendo una enfermedad reumatológica. Ninguna otra especialidad ha asumido el desafío y a reivindicado esta patología como suya. Nunguna otra espcialidad ha investigado más sobre esta enfermedad y de momento, los reumatólogos son los cuidadores principales para estos pacientes y es la Organización Mundial de la Salud quien la cataloga como enfermedad reumática. Si bien, es una enfermedad “invisible” o poco objetivable, sin embargo esto no quiere decir que no exista a todo este en la “azotea” del paciente. La meta del conocimiento médico en algunos casos no debería ser diagnosticar tal o cual enfermedad en el paciente, sino entender la verdad de su vida humana y del ambiente psicosocial que le rodea, y de esta manera entender mejor porque ha enfermado. En efecto, cualquier médico que se aproxime de forma sensible a la realidad de los pacientes con fibromialgia podrá comprobar que en mayor o menor medida todos padecen de estrés crónico y son incapaces de afrontarlo con unas mínimas garantías que le permitan resolver sus problemas. Se encuentran al límite. Son el dolor, el cansancio, las dificultades del sueño, las alteraciones de la memoria, etc. la expresión físico-psíquica del estrés ambiental
  • El tratamiento por el médico que atiende esta enfermedad es un desafío constante y poco gratificante. Si el médico de arma de conocimientos y paciencia puede ayudar a muchos pacientes a vivir con menor dolor y que la paciente sea más productiva.
  • El médico debe comportarse como un abogado en la defensa de los intereses del paciente para su curación.
  • Pero en esta enfermedad más que en otras, el paciente debe implicarse en su recuperación. Debe evitarse la multiplicidad de consultas. Elija a un medico sensible y que entienda su enfermedad. Es necesario que usted tenga una buena relación medico-paciente
  • El tratamiento debe dirigirse en el control del DOLOR, el CANSANCIO, las alteraciones del SUEÑO, las alteraciones PISCOLÓGICAS, y OTRAS ALTERACIONES que acompañan al síndrome fibromialgico (Disfunción de articulaciones temporomandibulares, hiperlaxitud de ligamentos, colon irritable, vejiga irritable, alteraciones cognitivas, vértigo, hipotensión mediada neurológicamente, disminución de la líbido, disautonomía, hipersensibilidad a los medicamentos, secundarismo de los mismos, etc.)

Algunos datos para el análisis

clip_image006

  • Teniendo en cuenta la alta prevalencia de la enfermedad: 2,37%, en Andalucía puede haber unas 189.000 personas afectas. De ellas, la gran mayoría son mujeres: 1 varón afecto por cada 20 mujeres
  • Es necesario considerarla como una enfermedad crónica. Tan solo se produce un 5% remisión espontánea. Un 20% experimentan mejoría. El 75% restante precisa de tratamiento continuo.
  • La enfermedad repercute personal, sanitaria, social, laboralmente por las limitaciones funcionales que ocasiona. Impacto sobre la calidad de vida en FM es mayor que en artritis reumatoide, artrosis, lumbalgias. El 78,5% de las pacientes con FM han estado en incapacidad laboral temporal.
  • El diagnóstico y el inicio precoz del tratamiento mejoran la evolución y el pronóstico. La falta de conocimientos por el médico que atiende al paciente y/o el negar la enfermedad conlleva unos escasos resultados terapéuticos y la peregrinación del paciente de consulta en consulta y todo ello a un mayor gasto sanitario.
  • Tiempo medio de evolución de los síntomas: 11,6 años. La enfermedad se asocia a un mayor consumo de medicamentos. El 92,3% toman algún fármaco (AINEs,…). El 28% más de 3 fármacos. El número de visitas media/año: 8,2
  • Existe un gran desconocimiento social de esta enfermedad. Algunas consideran a estas personas: “vagas”, “faltos de voluntad”, “Faltos de ánimo para afrontar las dificultades de la vida diaria” o quienes consideran un origen psiquiátrico de la fibromialgia. La persona con fibromialgia, es en el momento actual una persona estigmatizada, lo que conlleva a un aislamiento social de la persona. El conocimiento del entorno psico-social del facilita el tratamiento.
  • A nivel personal, las limitaciones funcionales que ocasiona la FM y el escaso reconocimiento socio-sanitario tienen como consecuencia la frustración, la disminución de la autoestima, el sufrimiento y la tendencia al aislamiento, lo que trae como resultado: la pérdida de la calidad de vida, la redistribución de los roles y tareas familiares, la pérdida del trabajo y del rol social.
  • Considero que la atención del médico del sistema público andaluz debe ser adecuada, como en el resto de enfermos que el trata. El manejo de casos leves-moderados debe ser llevado por el Médico de Familia. Los casos severos por personal experto, detectando enfermedades asociadas o complicaciones. La creación de unidades multidisciplinares ayudaría a: 1. confeccionar programas que consigan la reinserción familiar y laboral. 2. Evaluar la eficacia de las intervenciones terapéuticas. 3. Mejorar los criterios diagnósticos y de severidad.
  • Debería existir una estrecha interrelación entre los servicios sanitarios, salud laboral y de recursos humanos de las empresas, al objeto de procurar mantener al paciente laboralmente activo. Es necesario protocolizar y reconocer la enfermedad en las Unidades de Orientación y valoración (EVO), así como la cuantificación de la discapacidad que origina la enfermedad por las Unidades de Valoración de Incapacidades (EVI).

 

¿ Es necesario que las pacientes con fibromialgia sean valoradas por distintos especialistas ?

clip_image008

  • La fibromialgia es una enfermedad reumática. Sus criterios diagnósticos, la descripción de la enfermedad, la mayoría de los trabajos publicados y la mayor base de conocimiento ha partido siempre de mano de la Reumatología.
  • Los síntomas de la enfermedad son referidos al aparato locomotor. Sin embargo, la gran variedad de síntomas dolorosos, endocrinos, musculares, ginecológicos, psiquiátricos, etc. lleva a muchas pacientes a buscar a estos especialistas o la medicina complementaria. También son remitidas desde la atención primaria a especialistas distintos a la Reumatología, pensando que el padecimiento de la paciente esta en su cabeza. Salvo excepciones personales en cada una de estas especialidades, el conocimiento que tienen de la fibromialgia especialidades distintas a la Reumatología, es parcelar, insuficiente y sesgado.
  • Muchos de los síntomas del síndrome fibromialgico se presentan igualmente en otras enfermedades reumáticas, endocrinas, metabólicas, del tejido conectivo, y respiratorias. La fibromialgia es una gran “simuladora”. Debe ser el reumatólogo quien confirme la enfermedad después de la escucha atenta de los síntomas que aquejan a la paciente, una exploración clínica minuciosa, y la solicitud de pruebas analíticas o de imagen que considere necesarias para descartar estas otras enfermedades.
  • El médico que trate a estos pacientes, debe conocer e ir más allá de los conocimientos que le son propios de su especialidad. Son muy necesarios los conocimientos sobre la entrevista clínica, técnicas de psicoterapia, tratamiento del dolor crónico, infiltración, medicinas complementarias (plantas medicinales y otros recursos de salud no habituales en su practica cotidiana), manejo de antidepresivos, patologías propias de la menopausia, integrando todo estos conocimientos con el de que la paciente sea tratada de forma integral por el mismo profesional con una mínima cantidad de fármacos, siendo el mismo profesional quien controle sus efectos adversos e interacciones, a la vez que coordine recursos de salud que estén más allá de sus conocimientos.

 

Es hereditaria la fibromialgia

clip_image009

  • En el momento actual no existen evidencias suficientes para afirmar que la fibromialgia se herede. No obstante, se están llevando a cabo investigaciones para explorar esta posibilidad, a través de estudios sobre la alteración genética en el receptor de serotonina, que como sabemos esta muy implicado en la fibromialgia.
  • La fibromialgia es un síndrome clínico que se asocia en el momento actual a una alteración del eje hipotálamo-hipofisario y de las aminas biógenas que intervienen en el dolor, como consecuencia del estrés crónico.
  • La enfermedad se manifiesta en la edad media de la vida, principalmente en personas con un importante estrés ambiental y que tienen dificultades para adaptarse a su medio ambiente o afrontar los estresores.
  • Existen causas que predisponen su padecimiento, en mi experiencia:
  1. El síndrome de hiperlaxitud de ligamentos
  2. Los dolores localizados de origen osteoarticular por sobrecargas mecánicas que por distintos motivos se cronifiquen, pueden terminar haciéndose generalizados y convertirse en fibromialgia.
  3. El sobrepeso
  4. Actividades laborales poco gratificantes
  5. Ambiente familiar disarmónico
  6. El antecedente de abusos sexuales en la infancia
  • En el momento actual y hasta que no existan evidencias que así lo demuestran, debemos decir, que la fibromialgia no se hereda. No obstante, es frecuente observar como la fibromialgia afecta a madres y a sus hijas. En una gran mayoría de casos. su causa es la herencia o el legado de las circunstancias ambientales que la favorecen. Es muy probable que se transmitan patrones de conducta o actitudes ante el dolor y la vida en general de generación a generación, de abuelos a padres y de estos a los hijos, presentándose las mismas quejas de dolor de generación en generación.

 

¿Qué tipo de ejercicio debo realizar y como hacerlo?

clip_image011

  • Si tiene fibromialgia, una de las mejores cosas que puede usted hacer es hacer ejercicio. Empiece estirando sus músculos lentamente, y haciendo un ejercicio de bajo impacto, tal como caminar o montar bicicleta. Empiece su programa de ejercicio lentamente, porque al comienzo el ejercicio puede empeorar sus dolores. Un poco de dolor en los músculos después del ejercicio es normal, pero un dolor muy fuerte puede ser una seña de que ha hecho demasiado esfuerzo con sus músculos.
  • Usted se sentirá más y más cómodo, mientras su régimen de ejercicios vaya progresando. Para que el ejercicio puede ayudar, lo tiene que hacer regularmente. La meta es empezar a hacer ejercicios, y no dejar de hacerlos. Así disminuirá su dolor y podrá dormir bien de noche.
  • En seguida le hacemos una descripción de algunos ejercicios y como debe realizarlos:
  1. Los ejercicios deben ser Suaves, Aeróbico, practicarse de forma regular, ser progresivos, marcarse desde el inicio metas realista, Llegar a 3 veces por semana, con una duración 30 minutos (A veces se puede tardar hasta 6 meses en poder llegar a realizar la media hora)
  • Los más recomendados son:
  1. Caminar: Empiece despacio, caminando por 5 minutos en el primer día. Al día siguiente, añada 1 minuto a este total. Siga agregándole minutos a su caminata cada día, hasta llegar a 30 minutos cada día. Cuando llegue a este nivel, camine por lo menos, 3 veces a la semana. Si nota que está teniendo dificultad caminando los 30 minutos, regrese a la cantidad de tiempo en que se sentía cómodo, y camine esa cantidad por varios días. Continúe aumentando los minutos otra vez hasta que llegue a su meta de 30 minutos. Continúe intentando sin darse por vencido hasta llegar a 30 minutos.
  2. Caminar/trotar: Cuando empiece a sentirse cómodo caminando 4 veces a la semana por 30 minutos, puede alternar el caminar con el trotar, o correr lentamente. Camine unos 100 metros, trote por otras 200 metros, y corra durante 100 metros, y así sucesivamente. Haga esto las veces que se sienta cómodo haciéndolo,y extienda sus períodos de tiempo haciendo ejercicio, de acuerdo a su comodidad.
  3. Bicicleta: Las bicicletas estacionarias (bicicletas de ejercicio) ofrecen los beneficios de poder hacer el ejercicio adentro, no en la intemperie. Mantenga un kilometraje, o impóngase una meta que le tome 30 minutos.
  • Usted tendrá que decidir qué tipo de ejercicio quiere hacer. Lo importante es que empiece a hacer ejercicio y que no deje de hacerlo. El ejercicio alivia mucho del dolor que causa la fibromialgia. Algunas personas encuentran que el ejercicio alivia el dolor por completo. También se sentirá mejor si siente control sobre su propio cuerpo y su bienestar.

 

¿Qué hacer frente al estrés?

clip_image013

  • No es fácil combatir el estrés, ya que a veces, es nuestra propia forma de afrontar la vida la que nos lleva a percibir situaciones estresantes. Por ello y aunque a veces todos estamos sometidos a las mismas presiones, no todas las personas se sienten amenazadas, tensas, etc. de la misma manera e intensidad. Por tanto, será necesario en algunos casos a reaprender a realizar las tareas de la casa y el trabajo, a cambiar de estilo de vida, a tomar actitudes positivas que nos favorezcan nuestro desarrollo, a establecer prioridades (lo primero es su salud), a saber delegar y compartir responsabilidades, a aprender a decir NO a los compromisos que nos creamos y que no podemos cumplir, a hacer bien pronto lo que se puede hacer y olvidarnos por completo de lo que no podemos hacer, a asumir y llevar a cabo la meta que nos propongamos, siempre dando pequeños pasos, pero siendo perseverantes.
  • Existen además medios para contrarrestar los efectos del estrés crónico: El ejercicio físico aeróbico regular y las técnicas de relajación.
  • El ejercicio disipa nuestra agresividad y tensiones, mejora nuestra capacidad cardiopulmonar, aumenta nuestra la tolerancia al ejercicio y, genera un estado placentero de relajación después de su práctica.
  • La relajación evita las contracturas musculares que se producen involuntariamente y con ello el dolor. Este dolor provoca incomodidad, entorpece nuestras labores habituales y termina generando más estrés y contracturas musculares.
  • Existen disciplinas como el tai-chi o el yoga que facilitan el entrenamiento para la relajación. Existen igualmente aparatos que nos pueden ayudar a tener una mayor conciencia de los logros que estamos obteniendo con la relajación, a reducir de forma voluntaria las contracturas musculares, en este caso el entrenamiento en la electroestimulación muscular con retroalimentación biológica (EMG con biofeedback) es una técnica que ha dado buenos resultados. Existen igualmente estrategias de afrontamiento conductual ideales para cuando tenemos que lidiar con un reto o estrés, enseñándonos a readaptar nuestros pensamientos y los sucesos del ambiente que nos rodea de una forma realista y menos irracional al objeto de disminuir la sensación de temor y la tensión muscular subsiguiente.
  • También puede entrenarse personalmente y a diario en su domicilio. Busque un ambiente tranquilo y apartado de distracciones. Adopte una postura cómoda, por ejemplo sentado, con la espalda recta los brazos apoyados. Fije su mirada en un objeto o cierre los ojos. Piense en una imagen, una palabra o una frase que sea de su agrado y repítala constantemente, mentalmente. Durante nuestras meditaciones seguramente nos surgirán pensamientos extraños de todo tipo que nos pueden distraer de nuestro propósito.  En lugar de luchar activamente para que no surjan dichos pensamientos lo mejor es simplemente darnos cuenta de que están ahí y dejarlos ir, descartarlos sin involucrarnos en ellos a la vez que tranquilamente volvemos a nuestro foco de atención. Empiece a relajar los músculos y respire lenta y naturalmente.  Con cada exhalación vaya repitiendo mentalmente la palabra o frase que escogió.  Siga repitiendo la palabra o frase durante unos 10 o 20 minutos a la vez que continúa con su respiración lenta.  Al cabo de este tiempo deberá sentirse en un estado de calma y tranquilidad internas.  Para lograr los mejores resultados debemos practicar esta técnica consistentemente una o dos veces al día.  Es posible también inducir la respuesta de relajación mientras nos encontramos llevando a cabo cualquier actividad que consista de movimientos repetitivos.  Por ejemplo, si estamos caminando o trotando, podemos concentrarnos sobre los pasos que damos. Cuando se llevan a cabo correctamente la técnicas de meditación y relajación, son sumamente efectivas para reducir el estrés.
  • Por ello, mi estimada enferma con fibromialgia: Ten el coraje para cambiar las cosas que debes cambiar. Ten la serenidad para aceptar las cosas que no puedes cambiar y ten la sabiduría para reconocer la diferencia.

 

¿Es el ozono y la ozonoterapia útil en el tratamiento de la fibromialgia?

clip_image014

  • El uso de esta alternativa terapéutica se encuentra cada vez más extendida por parte de los pacientes reumáticos.
  • De la búsqueda en la literatura médica, tan solo existen publicaciones de su utilización en el campo del aparato locomotor y osteoarticular en el tratamiento de las hernias discales, aunque también se utiliza en el tratamiento del dolor en la fibromialgia y en la artrosis. La forma de administrar el ozono es a través de  hemotransfusión, bolsa de plástico o campana de cristal, cremas, Insuflación rectal, Infiltraciones (Intramuscular, Intradiscal, Subcutánea, Paravertebral, Intrarticular, periradicular, periganglionar). El número de sesiones/inyecciones varía entre 1-12. La cantidad de mezcla por inyección varía entre 4 y 20 cc. Y su concentración varía entre 15 y 30 mcg/ml. El precio del tratamiento oscila entre los 300 y los 2000 €. Este coste excede en mucho al tratamiento convencional utilizado para el dolor en la fibromialgia, la artrosis.
  • El teórico mecanismo de actuación en la hernia discal es favoreciendo la oxigenación, disminuyendo el estasis venoso y toda una serie de sustancias que interviene y promueven los fenómenos inflamatorios iniciados por la comprensión.
  • Salvo para hernia discal, no existen estudios publicados accesibles por las bases de datos bibliográficas habituales de la ozonoterapia en el tratamiento del dolor, la artrosis o la fibromialgia.
  • No existe bibliografía científica del uso de estas técnicas en el tratamiento de la artrosis o la fibromialgia. Yo estaría encantado de incorporar esta terapia a mi práctica profesional siempre y cuando se demuestre rigurosamente que es buena y segura.
  • Para quien profesionalmente base sus actuaciones clínicas en la Medicina basada en la evidencia (Demostración que un producto es eficaz a través de ensayos clínicos bien diseñados) no puedo recomendar la ozonoterapia en el tratamiento de la fibromialgia. No existen publicaciones que avalen el uso de la ozonoterapia en fibromialgia, ni la artrosis. Los estudios encontrados en su mayoría son revisiones, se trata de estudios no aleatorizados, no ciegos y con controles poco adecuados y en los que no se comentan los efectos adversos.
  • Es necesario recordar que el efecto placebo con las técnicas infiltrativas y de transfusión esta tabulado en casi el 50% de la eficacia.
  • Para que esta técnica pudiera ser recomendada es necesario que se estandarice la técnica y sobre todo se estandarice su evaluación en los ensayos clínicos.

 

¿En que consiste el tratamiento multidisciplinar en la fibromialgia?

  • El tratamiento multidisciplinar o multimodal en la fibromialgia es la aproximación que se ha hecho para tratar la enfermedad con mejores resultados. Se trata de aplicar los conocimientos de otras áreas del saber además de la Reumatología a la curación del paciente con fibromialgia. Los conocimientos y el arsenal terapéutico de Reumatología, la Psicología, la Medicina Física, La medicina Naturista, la Rehabilitación, el Deporte, Terapias complementarias, Medicina espiritual, y Plantas medicinales se han combinado de distinta forma y manera en distintas clínicas bajo el nombre de Tratamiento multimodal en la fibromialgia.

clip_image016

  • Este tipo de tratamiento no es necesario en todos los pacientes.
  • Se pueden beneficiar de él, pacientes con enfermedad de moderada a severa con problemas de afrontamiento o dificultades para adaptarse a sus circunstancias de su entorno o estresares ambientales.
  • Es un tratamiento que resulta caro.
  • Básicamente consiste en confeccionar un plan de vida al paciente para que progrese en su recuperación con la ayuda del médico y sus consejos.
  • Como premisa básica debe de existir una buena relación médico-paciente, establecer unas metas u objetivos. La paciente de estar decididamente comprometida en su recuperación poniendo todo lo que este de su parte. El reumatólogo debe trazar un plan personalizado en cada paciente en función de las limitaciones que genere la enfermedad en sus actividades cotidianas, laborales o de vida de relación. Se aplican con este objetivo tratamientos médicos, farmacológicos, infiltraciones, medidas básicas de salud, nutrición, terapias físicas (quiromasaje, electroestimulación transcutánea, ultrasonidos, láser, etc.) técnicas de relajación, ejercicios físicos aeróbicos, terapia congnitivo-conductual y sentido común. El médico decide cuales son las más convenientes en cada caso después de un examen físico minucioso, valoración laboral, estrés ambiental, ergonomía, capacidad funcional, y valoración psicológica. Con todo ello se trazan unas estrategias para que la paciente se adapte a las circunstancias que no puedan modificarse de su ambiente, supere las que puedan modificarse, maneje su dolor, mejore de su cansancio y mejore de su salud.
  • Todas las técnicas anteriores se articulan de modo integral en un programa diseñado para el paciente. Se establecen visitas programadas como máximo cada 4-6 semanas al principio para evaluar los efectos secundarios a la medicación, las dificultades que se han encontrado en la práctica de los ejercicios, las medidas generales de salud, la relajación y las técnicas de afrontamiento al estrés que fueron inicialmente recomendadas. El tratamiento puede requerir entre 6, 9 y 12 meses. Después de este tratamiento el paciente mejora de su salud y sus dolencias y tiene los conocimientos necesarios para manejar la enfermedad, evitar la cronificación.

 clip_image018
Algunas preguntas que realizan los pacientes

Tengo miedo a quedar en una silla de ruedas….

clip_image020

  • La fibromialgia es una enfermedad caracterizada por una hipersensbilidad al dolor. Es decir, los receptores encargados de recoger esta sensación desagradable y todos los mediadores químicos que intervienen para que se experimente dolor están alterados en las personas con fibromialgia. De tal forma, que estímulos dolorosos que normalmente no producen dolor, en las personas con fibromialgia si las provocan. Existe pues, una disminución del umbral de percepción.
  • Aparte de esta alteración fisiológica, no es posible objetivar ningún daño anatómico de músculos, huesos, tendones, o cualquier otro órgano. Las radiográficas y los análisis siempre son normales. Por tanto, no existe riesgo alguno de deformidad progresiva, de deterioro de las articulaciones o músculos, de atrofias, etc. A diferencia otras enfermedades reumáticas si pueden dañar órganos y sistemas, acabando el paciente en una silla de ruedas. En la fibromialgia no existe esta posibilidad, ya tienen suficiente las pacientes con la discapacidad que genera el enfermedad, que paradójicamente se ha objetivado es mayor que en otras enfermedades reumáticas que si provocan deformidad.

Tengo temor a quedarme embarazada o que me llegue la menopausia

clip_image021

  • El embarazo es un estado fisiológico en el que la mujer prepara su cuerpo y mente para dar a luz a un hijo.
  • Los cambios fisiológicos (hormonales principalmente) y los psicológicos que se producen en la mujer durante estos 9 meses le preparan para que el producto de la concepción sea lo más saludable posible. Ello conlleva, cambios igualmente en la esfera psíquica que favorezcan el autocuidado, se disminuye en la medida de lo posible las sobrecargas cotidianas y laborales, el entorno familiar gira entorno de la embarazada y del futuro bebe, se satisfacen expectativas, deseos y a veces hasta caprichos. Todo ello favorece un mejor estado de salud psicofísica y viene a confirmar lo que veo en la clínica práctica diaria: que pacientes muy afectadas por la enfermedad se mejorar durante el embarazo y no precisan medicación alguna.
  • Después del parto como ocurre en otras enfermedades reumáticas, suele existir un agravamiento de la sintomatología, en parte favorecido por el peso del niño que hay que cogerlo en brazos, la depresión posparto, la lactancia, el agobio de los cuidados que requiere el bebe, etc. Todo ello, facilita el estrés, el dolor y el cansancio, incluso en personas sanas y agrava la enfermedad en las pacientes con fibromialgia.
  • La pérdida de estrógenos que acontece en la menopausia, condiciona que aparezcan sudores, bochornos, depresión, sequedad vaginal, disminución de la libido, inestabilidad, etc., síntomas que pueden sumarse a los que ya de por si tiene la paciente con fibromialgia y agravarlos, Por lo que su médico debe estar atento a ellos y tratarlos de forma integral.

 

Tengo la sensación de que estoy perdiendo facultades mentales, ¿ Tendré Alzheimer ? 

 

clip_image023

  • Uno de los síntomas que provoca la enfermedad es el referido a la esfera cognitiva (pérdidas de memoria, alteración de la capacidad de concentración, olvidos frecuentes, etc.). Estos síntomas se agravan o magnifican con algunos medicamentos que toma la paciente y provocan además somnolencia, embotamiento mental, enlentecimiento en sus acciones, falta de agilidad y lucidez mental.
  • Por si fuera poco, la baja autoestima de muchas pacientes les lleva a una falta de seguridad en si misma y en lo que hacen. También puede contribuir la depresión de algunas pacientes.
  • En resumen, la causa de estas alteraciones debe ser reconocida por su especialista, saber su causa y darles tratamiento.
  • La memoria y la concentración dependen mucho del interés que se preste en las cosas, para que posteriormente hayamos podamos acordarnos de lo que estábamos haciendo, de los que se nos dijo, etc. Las circunstancias que rodean al mundo de la mujer fibromialgica impiden que la atención que se presta al entorno y en lo que se hace no sean las idóneas en algunos momentos (principalmente en las épocas de estrés y de mayor agobio). En estas circunstancias se realizan las actividades de la vida cotidiana de forma rutinaria, no se escucha debidamente a lo que se nos dice, existe una mayor distracción originado por el dolor y el cansancio y por tanto posteriormente existe una la falta memoria, pueden acontecer extravíos, olvidarse a que se iba… etc. Todas estas alteraciones no son por daño en el cerebro, por pérdida de neuronas o deterioro de las cualidades intelectuales. Por tanto, es muy improbable que usted tenga Alzheimer. Nuevamente debe ser su médico quien las valore e indique a que son debidas.

 

Artículo realizado por: Dr. Antonio Ponce Vargas Fecha del Artículo : 18/10/2008 Fecha de Publicación : 18/08/2008