HLA B27 ¿Qué hay de nuevo?

HLA B27 ¿Qué hay de nuevo?

HLA B27 protege ante ciertas infecciones virales como VIH o la gripe

hla_b21La molécula HLA-B27 es una de las más fascinantes en Medicina. Su contribución a la etiopatogenesis de las Espondiloartropatias [Espondilitis Anquilosante, Artritis Psoriasica, Artritis Reactivas, Enfermedad de Reiter, Espondiloartropatias asociadas a la enfermedad inflamatoria intestinal (Enfermedad de Crhon y colitis ulcerosa, Espondiloartropatia Juvenil, Espondiloartropatias indiferenciadas, Síndrome de SAPHO] y de otras enfermedades y su acción protectora ante ciertas infecciones, continúan desafiando nuestra comprensión de sus funciones immunobiologicas y fisiológicas.
Los estudios en animales han contribuido a arrojar luz sobre la forma en la que el HLA-B27 ejerce sus acciones. Variaciones sutiles en la estructura y el comportamiento entre los subtipos B27 fuertemente asociados con SpA, y su comparación con aquellos cuya asociación es neutra o débil, están ayudando a dilucidar sus mecanismos patogénicos. Sin embargo, ninguna de las hipótesis actuales explica plenamente las acciones observadas de HLA-B27. En consecuencia, la atención está girando en torno a los vínculos entre los distintos haplotipos, los genes que conforman el Complejo Mayor de Histocompatibilidad (MHC) y los no relacionados y cómo influyen en la penetrancia y la expresión clínica del B27. HLA-B27 ofrece una visión interesante sobre la conexión entre herencia y enfermedad. Además de los estrechos vínculos con las espondiloartropatias y principalmente con la Espondilitis Anquilosante (EA), se han reportado otras asociaciones entre B27 y enfermedades en otros órganos y sistemas. También se están acumulando pruebas  que mitigan la virulencia del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y otras infecciones virales. El papel de HLA-B27 como ayuda al diagnóstico, pronóstico y tratamiento de la enfermedad es cada vez más claro.

Comentarios

hla_b22Desde 1973 es conocida la asociación HLA B27 con las EAS. Esta relación fue especialmente destacada por el hallazgo de secuencias de HLA B27 en restos óseos mediavales.
La mayoría de los informes ha confirmado una conocida distribución geográfica de los diferentes subtipos de HLA-B27. HLA B * 2705, es común en personas de raza blanca y los amerindios. HLA B * 2704 en los asiáticos y HLA B * 2702 en las poblaciones mediterráneas.
Cada uno de estos alelos muestra una fuerte asociación con Espondilitis Anquilosante (EA), que ha sido informada también con otros subtipos raros, incluyendo B * 2701, B * 2703, B * 2707, B * 2708, B * 2710, B * 2713, B * 2714, B * 2715, B * 2719 y B * 2725.
HLA-B * 2705 está presente en casi todas las poblaciones y se considera el ancestro genético del que han evolucionado otros alelos B27.
HLA-B * 2707 provoca protección contra EA y otras enfermedades relacionadas con el HLA-B27 en grecochipriotas.
HLA-B27 está prácticamente ausente en pacientes zambianos con EA.

Sin embargo, ni la hipótesis del péptido artritogénico, ni la del mimetismo molecular entre alelos HLA y agentes infecciosos, ni otras, explican totalmente la actividad inmunobiológica o la diferente fuerza asociativa de los distintos subtipos de B27 con EA. Descubrimientos recientes ponen de relieve que la interacción en la superficie celular libre de b2m y homodimeros B27 con otros receptores inmunes tales como ARTS1, IL23R y la interleucina 1-alfa (IL1A), podrían desempeñar un papel patogénico en las enfermedades autoinmunes, incluyendo las EAS. Además, la presencia de B27 en la superficie de las células humanas no altera el grado de invasión bacteriana por Salmonella typhimurium o Yersinia enterocolitica lo que sugiere que este factor no debe estar necesariamente implicado en la patogénesis de la ARe activadas por estas bacterias.

Existe una asociación definida o probable entre B27 y otras enfermedades: severidad de afectación axial ocronótica [esta enfermedad es especialmente severa en individuos HLA B27 +, sin embargo, no se producen la osificación anular, ni los sindesmofitos], riesgo de sinovitis crónica en pacientes con hemofilia severa, uveítis y escleritis anterior, [Paradójicamente, las uveítis son más leves (menor participación de segmento posterior ocular, escasas complicaciones y poca tendencia a la cronicidad) en pacientes con enfermedad de Behcet, HLA-B51+, que también posean el haplotipo HLA-B27], fibrosis de lóbulos superiores pulmonares, regurgitación aórtica, aortitis, aneurisma aórtico, alteraciones conducción cardiaca, leucemia aguda, nefropatía IgA, psoriasis palmo-plantar, atenuación de infecciones virales [Los LT-citotóxicos activados especialmente por antígenos HLA-B27, están implicadas en el control de la replicación viral], por VIH, VHC, gripe, herpes genital tipo 2.

Asimismo, la relación es tan solo posible con: uveítis posterior, aumento del riesgo de recidiva de queratitis herpética, hipoacusia neurosensorial, asbestosis, sarcoidosis, fibrosis retroperitoneal idiopática, fibrosis extra-articular, síndrome mielodisplasicos [la estimulación de células retículoendoteliales persistente debido a la infección gastrointestinal subclínica crónica puede conducir a la activación y la proliferación de células productoras de IgA en plasma y el desarrollo posterior del mieloma de IgA], agranulocitosis inducida por drogas, tiroiditis autoinmune, enfermedad de Cushing, vitíligo y un aumento de la susceptibilidad a padecer malaria y tuberculosis

Rheumatology 2010;49:621–631

Artículo realizado por: Dr. Ponce
Fecha del artículo : Junio 2010