La Gota una enfermedad “casi evitable”

LA GOTA UNA ENFERMEDAD “casi EVITABLE”

gota_1

No es necesario que usted descienda de reyes, o sea rico, para padecer de gota, tan solo precisa que le guste la buena mesa y sea inmoderado en ella.La obesidad, es el mayor determinante para padecerla. La ingesta de alcohol (principalmente la cerveza), las carnes rojas, y los mariscos son los elementos de la dieta que usted debe conocer que promueven la elevación del ácido úrico. Sí usted, ya de por sí tiene hiperuricemia (elevación del acido úrico en sangre), algunos fármacos (antihipertensivos, diuréticos o analgésicos), así como un estrés quirúrgico, o sobrecargas psico-físicas pueden precipitarle un ataque de gota, al disminuir la excreción renal. Conozca más sobre esta enfermedad y como poder evitarla.

¿Qué es la gota?

gota_2

La gota es una enfermedad reumática producida por la formación de cristales de ácido úrico (urato mosódico monohidratado) en el interior de determinadas articulaciones. Estos cristales promueven y estimulan la formación de mediadores inflamatorios al ser fagocitados por las células sanguíneas de defensa (monolitos, polimorfonucleares) que van a provocar en la articulación dolor, limitación, destrucción y deformidad. La articulación más frecuentemente afectada es la metatarsofalángica del primer dedo del pie (podagra), pero pueden también afectarse el empeine del pie, el tobillo, la rodilla, los nudillos de los dedos el codo y la muñeca. Los ataques al principio suelen afectar generalmente a una sola articulación, pero a medida que se hacen más frecuentes suelen inflamarse más de una articulación a la vez o afectarse de forma sucesiva las distintas articulaciones.

Los pacientes con gota de larga evolución pueden tener unos nódulos llamados tofos, que si no son tratados suelen ir aumentando de tamaño.

¿Cómo podemos saber si lo que tiene usted es gota?
gota_3

La clínica anteriormente descrita, junto con la elevación del ácido úrico ha sido hasta hace poco la base del diagnóstico de sospecha de esta enfermedad. No obstante el diagnóstico de seguridad tan solo es posible determinado en un microscopio de luz polarizada el líquido sinovial de su articulación y ver en él, los cristales de ácido úrico, ya que un 7% de los pacientes con elevación de ácido úrico no llegan a padecer gota, pero si de otras enfermedades –por ejemplo, artrosis) que en fases inflamatorios podían simular un ataque de gota.

La gota nos avisa de otros problemas que usted puede tener

gota_4

Uno de cada tres pacientes con elevación de ácido úrico en sangre, la hiperuricemia forma parte de un síndrome metabólico (síndrome triple X) o de resistencia a la insulina, en cual el paciente padece o llegara a padecer de Obesidad, dislipemia (aumento de triglicéridos y colesterol), hipertensión y arteriosclerosis y con ello existe un riesgo elevado de padecer infartos de miocardio, accidente cerebro vasculares con hemorragia cerebral, etc. Por ello, la presencia de ácido úrico debe servirle de alerta para prevenir estos otros problemas.

Sabemos que en estos casos el aumento del ácido úrico es la consecuencia de una ingesta excesiva de calorías y la dificultad del riñón de eliminar el ácido úrico. Por ello, es muy recomendable que si usted se encuentra en este supuesto, disminuya de peso, pues si lo hace, la hiperuricemia se puede llegar a corregir sin necesidad de tomar ningún fármaco.
¿Cómo podemos curarla?

gota_5

Los objetivos del tratamiento deben encaminarse a disminuir la inflamación del ataque agudo y en segundo lugar eliminar los cristales de ácido úrico depositados en la articulación para que no se vuelvan a producir nuevos ataques. Para ello es necesario que usted cumpla con una serie de consejos dietéticos orientados a evitar la producción de ácido úrico y utilizar analgésicos, antinflamatorios, colchicina, alopurinol o uricosúricos. Algunos de estos fármacos han de tomarse como mínimo nueve meses para poder eliminar los cristales de ácido úrico del interior de la articulación. Muchos pacientes habrán de tomarlo toda la vida si quieren no volver a tener episodios gotosos y la destrucción progresiva de la articulación.

 

gota_6

Si usted está obeso, disminuya de peso. Es la medida más básica, elemental y a la veces la más difícil de conseguir si queremos que usted mejore o se cure. Es muy conveniente que disminuya la ingesta de alcohol, pero fundamental que no tome cerveza, ya que la misma contiene un aminoácido llamado guanosina que aumenta mucho la vía metabólica de las purinas que termina con la producción de ácido úrico. Mi opinión, como buen hedonista, es que no es necesario prescindir de aquellos productos tan apetecibles como el marisco y la carne siempre que seamos moderados, pues sabemos que una dieta monacal y austero exenta de todos estos productos, tan solo logra disminuir el ácido úrico en sangre 0,5g/dl, y esto realmente es poco para el gran sacrificio que le supone a muchos de mis pacientes. En resumen, para mi lo fundamental seria disminuir de peso (si es usted obeso), eliminar totalmente la cerveza de la dieta, y ser moderado en el resto (vinos) y delicatesem (carnes, mariscos, etc.).

Sepa usted quien la padeció.. y vera que de casta le viene al galgo….

gota_7

La gota siempre se ha relacionado con el exceso en los hábitos dietéticos y es comentario popular que es una enfermedad de ricos y reyes.

Carlos I se retiraba a Yuste cuando tenía episodios de gota. Felipe II, era llevado en angarillas para sus desplazamientos, que aún se conservan en el monasterio del Escorial. Fernando VII también padeció de gota.

Existe una abundante literatura en torno al padecimiento de la gota en épocas anteriores de las personas adineradas.

Es necesario tener en cuenta, que los vinos añejos de aquella época eran ricos en plomo y que por tanto reyes como ricos, era frecuente la intoxicación crónica por plomo. El plomo impide la eliminación de úrico por el riñon (gota saturnina) que en aquellas épocas contribuía a padecer de gota, el hecho de que se adicionara al vino.

Breve historia del conocimiento de la gota.Estas son las observaciones clínicas, descubrimientos técnicos y terapéuticos hasta llegar al estado de conocimiento actual de la enfermedad y como poder controlarla y casi curarla.

gota_9

·         Hipócrates (siglo IV a.c.)

ØAforismo VI-28: Los eunucos no padecen de gota, ni se quedan calvos.

ØAforismo VI-29: Una mujer no padece gota hasta que sus menstruaciones han cesado.

ØAforismo VI-30: Un joven no padece gota hasta iniciar su actividad sexual.

ØAforismo VI-40: En la gota la inflamación cesa en 40 días

ØAforismo XI-55: La afectación gotosa se activa en primavera y otoño.

·         Galeno (siglo II): Describe los tofos

·         Paracelso (1931). Describe el material calcáreo depositado en las articulaciones gotosas.

gota_10

·         Antonio Van Leeuwenhoek (1679). Dibuja los cristales de urato monosódico al microscopio.

·         Scheele (1776). Identifica el ácido úrico en los cálculos urinarios.

·         Wollastan (1797). Demuestra que los tofos contienen ácido úrico.

·         Garrod (1848). La prueba del hilo, fue la primera test clínico para detectar ácido úrico en sangre, comprobando la elevación del mismo en la sangre de los gotosos.

 

·         Garrod (1876). El urato depositado en las articulaciones debe ser considerado como la causa, y no la consecuencia de la inflamación gotosa.

gota_11
·        Folin y Denis (1913). Obtienen una prueba analítica más perfeccionada que la que existía en estos momentos para determinar el ácido úrico en sangre.

·         Wolfsen (1948). Una sustancia, la coralina, retrasa la excreción renal de penicilina y aumenta la excreción renal de ácido úrico, por lo que sirva para el tratamiento de los gotosos.

 

·         Gutman y Yul (1951). Un derivado de la coralina, el probenecib que se empleaba para retrasar la eliminación de la penicilina del organismo, en una época que era difícil de obtener la misma. Se comprueba que el probenecib mejora los niveles de ácido úrico en sangre y disminuye el tamaño de los tofos.

·         J. Hollander (1950). Ve los primeros cristales de ácido úrico al microscopio.

gota_12

 

·         J. McCarthy (1961). Discípulo de Hollander, introduce el microscopio de luz polarizada, que era utilizado por los geólogos, para identificar a los cristales de ácido úrico que se caracterizan por tener forma de aguja y ser birrefringente de color azulado y los distingue de los de pirofosfato cálcico, causantes de la pseudogota.

·         Con todos estos hallazgos se establece la relación definitiva de la presencia de los cristales de ácido úrico en las articulaciones gotosas. Se conocen las vías metabólicas de producción y eliminación del acido úrico, estableciéndose las bases del tratamiento.

 

 
Artículo realizado por: Dr. Ponce
Fecha: 03/08/2005