Litiasis y toma de calcio

Dr. tengo cálculos (litiasis) renales. ¿Puedo tomar suplementos de calcio?

litiasis1La ingesta de calcio a través de la dieta, se reduce a medida que se incrementa la edad. Por diversos motivos, a medida que vamos cumpliendo años, la ingesta de lácteos y derivados (la mayor fuente dietética de calcio) es cada vez menor. Por ello, es habitual que la dieta se suplemente con comprimidos de calcio, hasta completar las recomendaciones de ingesta diaria de este elemento.

El calcio es fundamental para poseer una buena calidad ósea, conservar el mayor tiempo posible el pico de masa ósea (M.O.), y evitar las pérdidas de calcio que conlleva la edad. En las mujeres a partir de la menopausia, existe una pérdida progresiva de masa ósea ligada a la pérdida de estrógenos. Esta pérdida progresiva conduce a una mayoría de mujeres a padecer de osteoporosis y, un mayor riesgo de fracturas. Es por ello, que a partir de la menopausia se recomiende una ingesta dietética adecuada de calcio, para mantener al menos la M.O. En personas, que no han tenido esta acción preventiva y las pérdidas de M.O. han llegado a niveles desproporcionados colocándolas en rango de osteoporosis, además de aportar calcio, será necesario tratarlas con fármacos específicos para la osteoporosis [bifosfonatos (etiodronato, alendronato, risedronato, ibandronato, zoledronato), ranelato de estroncio, raloxifeno, bazedoxifeno, denosumab, PTH 1-34, PTH 1-84, calcifediol, colecalciferol], al objeto de recuperar la M.O.

El calcio además interviene igualmente de forma decisiva en la salud dental, disminuye la hipertensión arterial de quien la padece, previene cáncer de colón.

El problema se plantea en algunas pacientes, que tienen tendencia a formar cálculos.

¿Es recomendable en estos casos recomendar la suplementación farmacológica con calcio?

La ingesta dietética de calcio no provoca incremento de las litiasis, sino que paradójicamente disminuye su incidencia. La explicación más plausible de este hecho, es que con la dieta también se consumen otros productos que vienen a formar parte de la composición de los cálculos (oxalatos, fitatos: Estos se encuentran en el salvado de trigo y espinacas, fresa, ruibarbo) y actúan como quelantes del calcio impidiendo su absorción.

El aporte exógeno de calcio, (Comprimidos masticables y efervescentes, sobres para disolver de diferentes sabores, soluciones, etc.) pudiera incrementar el riesgo de cálculos, sobre todo en personas con hipercalciuria. Por ello, la medida más recomendable en estos casos es valorar la excreción de calcio en orina de 24 horas. De tal forma que si existe hipercalciuria, la medida más razonable es evitar el suplemento de calcio y aportar tiazidas (que incrementan la reabsorción tubular de calcio).

¿Cual es la mejor forma de aportar calcio?

El calcio es un elemento que forma parte de la dieta. Por ello, la mejor forma de aportar calcio es a través de alimentos ricos en él (lácteos y derivados). La intolerancia a la lactosa, el estreñimiento, o la poca afición por este tipo de alimentos de muchos pacientes hacen que tengamos que suplementar la ingesta dietética de calcio con suplementos farmacológicos.

litiasis2No son recomendables los preparados cálcicos de herboristería, con el apunte o sello de “naturales”. Este tipo de calcio se obtienen rocas ricas en calcio (calcita y la dolomita), o conchas de moluscos. Estos preparados no gozan de registro sanitario y se ha observado en algunos casos su contaminación con metales pesados.

Otra opción más cómoda es el consumo de productos alimenticios enriquecidos con calcio, lo cual resulta algo más cara y requiere el cálculo continuo de lo que estamos ingiriendo. Estas contienen como mínimo 30mg/100ml más de calcio que la leche normal. Un vaso de 250 cc de leche enriquecida con calcio contiene como mínimo 375 mg de calcio. En general, en el etiquetado de la mayor parte de las leches enriquecidas en calcio del mercado nacional figura un contenido en este elemento de 160-170 mg/100g.

¿Que cantidad de calcio debemos suplementar y de que forma?

La dosis recomendables y seguras (que no producen efectos secundarios) de calcio para una mujer menopaúsica es de 1500 g-2000/d.

Para saber la ingesta dietética de calcio que realiza una persona en su dieta habitual. Debemos saber la cantidad de lácteos (leche, yogurt, queso) que habitualmente ingiere en un día. El yogur y la leche tienen el mismo contenido de calcio. Los quesos porcentualmente por gr. consumido tienen mucho más. Los productos descremados o desnatados porcentualmente proporcionan una mayor cantidad de calcio y además tienen la ventaja de mejorar el perfil lípidico (colesterol, triglicéridos), importante en estas edades.

litiasis3Unos 250 cc de leche desnatada (un vaso) proporcionan unos 300 mg de calcio. Un yogurt de 125 cc, contiene la mitad, unos 150 mg de calcio. 100 gr. de queso manchego curado contiene 1200 mg de calcio. Si el queso es semitierno contiene unos 470 mg de calcio.

Con estas notas, una persona, que tome habitualmente un vaso de leche, y un yogurt al día, estará tomando 450 mg de calcio. Sin embargo, para saber la ingesta dietética cálcica total de la dieta, debemos sumar unos 200 mg más a la cantidad anterior, correspondiente al contenido calcio del resto de la dieta (pan, cereales, frutos secos, vegetales, etc.,). Por tanto, la ingesta dietética de calcio, de la persona anterior serian 450 + 200 = 650 mg/d. Hasta los 1500-2000 mg recomendados, seria necesario aportar como mínimo unos 1000 mg (1gr) de calcio farmacológico. Esta cantidad, es mejor repartirlas al menos en dos tomas: Un comp. de 500 mg de calcio tras la cena (teóricamente impediría el pico nocturno de PTH) y otro comp. de 500 mg en el almuerzo. De esta forma el calcio se absorbe mejor, que en lugar de aportar toda cantidad que queremos suplementar en una sola toma.

¿Qué sal cálcica es la más recomendable?

Los preparados de carbonato cálcico son los utilizados con más frecuencia. Sin embargo, para su absorción precisan de un medio ácido. Por ello, es recomendable su administración durante o después de las comidas. El citrato cálcico, no tiene este inconveniente, pues su absorción no depende la acidez gástrica.

El problema se plantea en algunas pacientes, que tienen tendencia a formar cálculos.

¿Es recomendable en estos casos la suplementación farmacológica con calcio?

La ingesta dietética de calcio no provoca incremento de las litiasis, sino que paradójicamente disminuye su incidencia. La explicación más plausible de este hecho, es que con la dieta también se consumen otros productos que vienen a formar parte de la composición de los cálculos (oxalatos, fitatos: .-El 80% de las litiasis son de oxalato cálcico-.Estos se encuentran en el salvado de trigo y espinacas, fresa, ruibarbo) y el calcio actúa como quelante de los mismos impidiendo su absorción.

El aporte exógeno de calcio, (Comprimidos masticables y efervescentes, sobres para disolver de diferentes sabores, soluciones, etc.) puede incrementar el riesgo de cálculos, sobre todo en personas con hipercalciuria.

La frecuencia de la hipercalciuria en la población general ronda entre 5-7%, y en los pacientes con osteoporosis entre el 20% (osteoporosis postmenopáusica) y el 38% (osteoporosis premenopáusica).

En los pacientes con osteoporosis, tampoco es recomendable una dieta exenta de calcio, pues provocaría un balance calcico negativo. Por ello, la medida más recomendable en estos casos es valorar la excreción de calcio en orina de 24 horas. De tal forma que si existe hipercalciuria, la medida más razonable es evitar el suplemento de calcio o reducirlo al mínimo (800-1200 mg/día) y aportar tiazidas (que incrementan la reabsorción tubular de calcio). Además de estas medidas es recomendable: Disminuir la ingesta de sal, restricción de dietas ricas en fosfatos (colas, refrescos), y proteínas (carnes), las cuales aumentan la hipercalciuria.

Otras medidas a tener en cuenta según los casos: es el aporte de citrato potásico (principalmente en los formadores de cálculos por ácido úrico). Con ello, evitamos la hipocitraturia, alcalinizamos la orina y aumentamos la disolución urinaria de los cálculos.

Bibliografia

  1. Heaney RP. Calcium supplementation and incident kidney stone risk: A systematic review. J Am Coll Nutr. 2008; 27:519-27.
  2. Nouvenne A, Meschi T, Guerra A et al. Dietary treatment of nephrolithiasis. Clin Cases. Miner Bone Metab. 2008; 5:135-41.
  3. Worcester EM, Coe FL. Calcium kidney stones. N Engl J Med 2010; 363:954-63.
  4. Favus MJ.The risk of kidney stone formation: the form of calcium matters. Am J Clin Nutr 2011; 94:5-6.

 

Artículos relacionados: Recomendaciones para el manejo clínico de la litiasis renal (piedras en el riñón)…. click aquí para acceder

Artículo realizado por: Dr. Ponce
Fecha del artículo: Septiembre 2012
Fecha de publicación: Septiembre 2012

Ultima modificación: Octubre 2012