LO QUE USTED DEBE SABER SOBRE LAS INFILTRACIONES

lo-que-usted-debe-saber-sobre-las-infiltraciones

Una infiltración es inyectar de un medicamento directamente en la parte del cuerpo que duele. Así el medicamento llega antes y en más cantidad.

La articulaciones que con más frecuencia se infiltran son el hombro, la cadera, la rodilla, el codo, el pie y la mano.

El medicamento que se pone generalmente es un corticoide (un antiinflamatorio que alivia la hinchazón y el dolor allí donde se pone). Una pequeña cantidad se absorbe y pasa al resto del cuerpo.

EFECTO ESPERADO

  • La infiltración alivia el dolor y disminuye la hinchazón, pero no cura.
  • El efecto dura de 3 semanas a 1 mes y medio. Si no ha evitado la causa que le produjo el dolor, las molestias pueden volver.
  • Si vuelve el dolor es posible repetir la infiltración. Podemos poner hasta 3 infiltraciones al año.
  • Las infiltraciones en manos expertas no son dolorosas. No obstante, depende de la articulación a infiltrar y la alteración de la estructura articular por artrosis/artritis.

EN QUÉ CASOS SE PONE UNA INFILTRACIÓN

  • Normalmente cuando lleva tomando medicinas para el dolor mucho tiempo con escasa o ninguna mejoría.
  • También si el dolor es muy intenso y fuerte o le despierta por la noche.

en-que-casos-se-pone-una-infiltracion

  • La decisión de ponerse una infiltración debe ser conjunta entre usted y su médico.

SITUACIONES DE MAYOR RIESGO

  • En los diabéticos, porque hace subir el azúcar.
  • En los hipertensos, porque puede elevar la tensión arterial.
  • En los pacientes que toman Sintrom®, porque la administración de una inyección ya supone un riesgo de hemorragia porque los corticoides pueden alterar los resultados de los controles de Sintrom®.

LAS COMPLICACIONES SON POCO FRECUENTES

  • Las complicaciones son muy raras. Puede salir un pequeño hematoma en el lugar de la inyección.
  • Existe un riesgo mínimo de lesionar el lugar de inyección.
  • Es aún más raro que empeoren los síntomas o que se provoque una infección local.
  • A veces la piel se vuelve fina y blanca en el lugar donde se pone la inyección. Esta lesión es transitoria y mejora en unas pocas semanas o meses.

RECOMENDACIONES UNA VEZ PUESTA LA INFILTRACIÓN

No cargue peso ni haga esfuerzos con esa parte los 2 días siguientes. El resto puede hacer vida normal, pero evitando el dolor.

  • Los 2 primeros días puede aumentar un poco el dolor y sentir cierta tensión en la zona infiltrada. Es normal. Si lo precisa, puede utilizar sus calmantes habituales.
  • La mejoría se presenta progresivamente a partir del tercer día.

¿Cuándo consultar a su médico?

  • Si a los 3 días el dolor no mejora.
  • Si aparece fiebre en los días posteriores.