Luces y Sombras de la toma de Calcio y Vitamina D

A partir de 2008, hubo mucho ruido planteado por tres investigadores que sugirieron que el calcio causa ataques cardíacos (por incremento de la calcificación de ateromas coronarios) y que su toma no previene las fracturas. Eso creó una ola de análisis adicionales por otros investigadores, con resultados contradictorios. En 2015, algunos investigadores hicieron un gran metanálisis de ensayos clínicos en los que las mujeres recibieron de 600 mg a 1.500 mg de calcio al día, y concluyeron que la evidencia no demuestra que el calcio cause ataques al corazón.

 

¿Cuál es la ingesta dietética recomendada de calcio y vitamina D en la dieta?

En las mujeres y hombres desde los 19 años a los 50 años: 1000 mg/d. En mayores de 50 años, se recomiendan 1200 mg/d. Esto incluiría al menos un litro de leche o su equivalente en contenido en calcio de los derivados lácteos. Esta cantidad habitualmente no se llega a ingerir en pacientes adultos, por lo que se suele suplementar con preparados farmacológicos.

La mayor fuente de calcio de la dieta son los lácteos, en mucha menor medida vegetales, almendra. Si quieres saber más: pincha aquí.  Si quieres verlo en imágenes, estos son los mejores alimentos: link.

No son recomendables los preparados cálcicos que no son prescritos mediante recetas médicas (calcios “naturales”, de la dolomita, de coral, herbolarios o parafarmacia, etc.), por su contaminación en metales pesados y escaso control sanitario.

La ingesta dietética recomendada de vitamina D son 600 UI antes de los 70 años y 800 UI a edades superiores.

 

¿El calcio protege los huesos?

El calcio solo no ha demostrado reducir las tasas de fracturas. Sin embargo, reduce el turnover óseo y tasa de remodelado óseo  (una medida de pérdida ósea) alrededor del 10 %. Sin embargo, el calcio junto con la vitamina D es eficaz en la reducción de las tasas de fractura.

Es probable que el calcio solo, pueda reducir la tasa de fractura, pero para demostrarlo se precisaría un gran ensayo clínico y un tiempo de seguimiento suficiente, y compararlo con placebo (lo que técnicamente no es probable que llegue a realizarse).

Las mujeres no responden al calcio en los primeros cinco años después de la menopausia. Cuando los niveles de estrógeno disminuyen, los receptores óseos estrogénicos lo interpretan como que no precisan tanto calcio para la formación del esqueleto, así que apaguemos el sistema que conduce a subirlo y “bajémoslo”.

 

¿Si tengo cálculos en el riñón, debo tomar calcio?

Te remito al siguiente link: http://www.doctorponce.com/litiasis-y-toma-de-calcio/

 

¿El calcio y la vitamina D previenen las fracturas en las mujeres postmenopáusica?

Las mujeres que recibieron 1.000 mg de calcio y 400 UI de vitamina D al día, al menos en un 80%, del seguimiento redujeron la fractura en un 29%. El aporte de calcio y la vitamina D disminuye el riesgo de fractura en un 21 % con respecto a los que no lo toman.

 

¿Cómo ayuda la vitamina D a reducir el riesgo de fracturas?

En primer lugar, favoreciendo la absorción de calcio y por lo tanto la masa ósea y la fuerza. La otra es que la vitamina D afecta el rendimiento muscular, el equilibrio, o estabilidad durante la marcha. Su déficit puede provocar  riesgo de caídas.

La vitamina D promueve el desarrollo de las fibras musculares tipo 2 (fibras musculares de respuesta rápida que entran en acción cuando estás a punto de caerte).

 

¿Qué niveles de vitamina D, son los adecuados?

Para personas con riesgo de fractura, osteoporosis, o riesgo de deficiencia de vitamina D, 30 nanogramos por mililitro es lo adecuado. Sin embargo, para personas sanas, niveles de 20 nanogramos por mililitro son suficientes. Por lo que algunas personas pudieran estar excesivamente tratadas.

Algunos estudios han demostrado que dosis elevadas de vitamina D, con dosis masivas anuales (500.000 UI como una sola dosis oral), o dosis diarias  equivalente a > de 800 UI/d.  se incrementan el riesgo de caídas y fracturas.

 

¿Es suficiente la dieta para aportar la ingesta de vitamina D adecuada?

No. No hay mucha vitamina D en los alimentos, o bien, son alimentos que la población no toma a diario como el pescado azul. El resto de la dieta son fuentes escasas de vitamina D. Por ejemplo una taza de cereales fortificados proporciona sólo 40 UI, y una taza de leche tiene sólo 100 UI.

 

¿Existen dietas que favorecen la pérdida de hueso?

Las dietas que promueven la acidez favorecen la osteoporosis (las proteínas de las carnes sobre todo, las colas, y la sal), favorecen la eliminación de calcio por la orina. En menor medida las proteínas de los cereales y las legumbres. Sin embargo, las frutas y verduras son las grandes fuentes de álcali en la dieta.

Aunque existen recomendaciones generales, de dietas para favorecer la microbiota, se recomienda el análisis de la composición corporal (bioimpedancia), para hacer unas recomendaciones lo más adaptada al paciente. Por ejemplo dietas muy pobres en proteínas favorecen la pérdida de masa muscular e indirectamente las fracturas. Las proteínas estimulan IGF-1, un factor de crecimiento que construye tanto hueso como músculo.