¡Que el reuma no te impida viajar!

viajar_reuma01Las enfermedades reumáticas (artritis, artrosis, osteoporosis, lumbalgia, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, etc.) provocan en quién la padece dolor y limitaciones en la movilidad, lo que puede suponer en algunos casos un auténtico calvario a la hora de plantear un viaje. Llevar las maletas, estar en pie, realizar caminatas, soportar esperas o desplazarse en transportes incómodos pueden hacer que uno se lo piense antes de emprender un viaje.

No obstante, usted puede disfrutar de sus vacaciones y desplazamientos lo mismo que una persona sin reumatismo si sigue unas sencillas y básicas normas de viaje.

Con el deseo de serle útil doctorponce repasa lo que debe usted tener en cuenta a la hora de preparar su viaje.

Planificando el viaje

viajar_reuma02

  • Planifique su viaje, no deje nada a la improvisación. Reserve hoteles, vuelos, excursiones y traslados con antelación.
  • Adapte su viaje a sus limitaciones. Si usted padece de artrosis no tiene mucho sentido viajar para ascender el Everest, esquiar en Austria o hacer la ruta del Amazonas, ya que sus articulaciones le darán problemas.
  • Si usted viaja en grupo, cuando llegue a su destino tendrá programado actividades, visitas, comidas, traslados, etc. No tiene porque asistir a todo, lleve su propio ritmo y evite actividades que podrían venirle mal para sus articulaciones.
  • Elija un lugar adecuado a sus circunstancias. El turismo de sol y playa puede venirle bien si padece de psoriasis u osteoporosis, pero no le conviene si padece de lupus. Consulte con su médico previamente.
  • Si usted utiliza silla de ruedas, contrate hoteles y establecimientos que dispongan de instalaciones y servicios para minusválidos
  • Si precisa de una dieta especial conozca si dispondrá de ella en su lugar de destino.
  • En algunos países es necesario vacunarse, si tiene dudas consulte con los centros de vacunación internacional distribuidos en toda la geografía española en las delegaciones de Salud. Pregunte a su reumatólogo si dichas vacunaciones son compatibles con la medicación que está realizando.

El equipaje

viajar_reuma03

  • No lleve exceso de equipaje. Utilice maletas con ruedas.
  • Lleve un bolso de mano con la documentación (DNI, pasaporte, cartilla del Sistema Nacional de Salud), billetes de viaje, la medicación que precisa, informes de su enfermedad y el tratamiento que realiza y alguna almohadilla cervical hinchable si lo precisa.
  • Lleve ropa ligera y acorde a la situación climática donde va a realizar el viaje.
  • Llévese un calzado cómodo y adaptado a su pie. No utilice calzado nuevo. El zapato debe ser ancho, ni alto, ni plano (unos 3-4 centímetros de tacón) y que tenga suela neumática que amortigüe los pequeños traumatismos que se pueden originarse con la marcha
  • Llévese un pequeño botiquín con las medicaciones que usted debe utilizar.

Si viaja en coche

viajar_reuma04

  • Programe su ruta por etapas al objeto de no hacer muchos kilómetros en el mismo día
  • Haga paradas cada 2-3 horas para descansar y estirar las piernas.
  • En las paradas, realice ejercicios de estiramiento al objeto de evitar la rigidez provocada por la inmovilidad. Camine unos minutos.
  • Después del viaje realice un día de descanso.

 

Si viaja en avión

viajar_reuma05

  • Indique en el mostrador de la compañía aérea si precisa silla de ruedas o vehículo para que le trasladen hasta el avión.
  • Evite llevar objetos cortantes (tijeras, cortaúñas, navajas, etc.) en su bolso de mano. Las normas de seguridad aérea impiden llevar este tipo de objetos.
  • Intente conseguir un asiento espacioso. Un lugar idóneo sería la salida de emergencia, pero tan solo podrá ocupar dicha plaza si su situación física le permite movilizar la puerta de emergencia si fuera necesario.
  • Para evitar el síndrome de la clase turista  (riesgo de desarrollar trombosis venosa y embolia pulmonar favorecidos por la escasa movilidad que puede  realizar en su asiento) tome las siguientes medidas de precaución: deambule o mueva frecuentemente las piernas y pies, evite la ingesta de alcohol, tome abundantes líquidos (mejor sin gas), evite la ropa ajustada, use medias elástica si tiene una insuficiencia venosa muy precaria y evite cruzar las piernas.

Artículo realizado por Dr. Ponce | Fecha del artículo: 22/08/2005