Recomendaciones para pacientes reumáticos ante la Gripe A (H1N1)

 

RECOMENDACIONES PARA PACIENTES REUMÁTICOS ANTE LA GRIPE A (H1N1)

 

Muchos pacientes reumáticos pueden ser incluídos entre los grupos de riesgo de complicaciones por la gripe debido a diversos motivos:

Los procesos autoinmunes e inflamatorios asocian a un mayor riesgo de infecciones.

Los tratamientos con corticoides, fármacos modificadores de enfermedad, inmunosupresores o agentes biológicos pueden aumentar el riesgo de infecciones graves.

Los pacientes reumáticos tienen con frecuencia afectación de otros órganos y sistemas [cardiopulmonar (arteriosclerosis, cardiopatía isquémica, insuficiencia cardiaca, bronquitis crónica, bronquiectasias, restricción respiratoria,), neurológico (deterioro cognitivo), endocrino (diabetes mellitus), renal (insuficiencia renal), ó esqueléticas (aplastamientos vertebrales, cifosis dorsal, inmovilización), etc.] que suponen un riesgo adicional en caso de que se presente neumonía y algunas de estos padecimientos por si mismos constituyen factores de riesgo.

El objetivo de estas recomendaciones es informar y orientar a los pacientes ante la UU, como centro designado por la OMS para la coordinación de la pandemia.

1. GRUPOS DE RIESGO A LOS QUE VAN ORIENTADAS LAS RECOMENDACIONES

Pacientes de cualquier edad con enfermedades autoinmunes sistémicas (artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, artritis psoriasica, vasculitis.

Pacientes con otras enfermedades reumáticas con los siguientes factores de riesgo añadidos:

 

Adultos > de 65 años

Menores de 19 años que reciben tratamiento con Acido acetilsalicílico

Embarazadas

Obesos

EPOC (enfermedad Pulmonar Obstructuva Crónica) y Asma

Enfermedad cardiovascular

Enfermedad neoplasica activa

Insuficiencia renal crónica

Diabetes Mellitus

Hemoglobinopatias

Transplantados

Pacientes con resecciones viscerales importantes o caquexia

 

Pacientes que con independencia de la enfermedad, utilicen alguno de los siguientes tratamientos: Corticoides, inmunosupresores (metotrexate, azatioprina, ciclosporina, ciclofosfamida, mercaptopurina, tracrolimus, micofenolato o leflunomida), biológicos (infliximab, etanercep, adalimumab, tocilizumab, rituximab, abatacet, golimumab o anakinra.

2. PREVENCIÓN

2.1. RECOMENDACIONES

La prevención es la mejor medida frente a la gripe y consiste en una serie de recomendaciones de higiene; entre ellas, las más importantes son:

 

1. LAVARSE las manos con frecuencia con agua y jabón y durante aproximadamente 1 minuto para que el lavado sea eficaz

¿Por qué?

 

El virus de la gripe se transmite por medio de las gotitas de saliva y las secreciones nasales al toser o estornudar.

Las gotitas pueden quedar en las manos o en superficies (de muebles, pomos, objetos…) por eso es importante, además del lavado de manos, evitar compartir objetos como vasos, cubiertos, botellas, etc. y limpiar más frecuentemente estas superficies con los productos de limpieza habituales.

 

¿Cuándo?

 

Antes y después de: tocarse los ojos, la nariz o la boca, atender a una persona enferma, comer, ir al baño, cambiar pañales.

Después de: toser o estornudar, viajar en transporte público, volver de la calle, tocar objetos (carro de la compra, teléfonos, móviles, pomos de las puertas, ordenadores…)

Si no tienes un lugar donde lavártelas, usa eventualmente toallitas que contengan alcohol.

 

2. TAPARSE la boca y la nariz con un pañuelo de papel al estornudar o toser y justo después tirar el pañuelo usado a la basura.

 

¿Por qué?

El virus de la gripe se transmite de persona a persona por medio de las gotitas que emitimos al hablar, toser y estornudar.

 

 

 

¿Cómo taparse?

· Con un pañuelo desechable o papel higiénico (justo después tirar el pañuelo usado a la basura cerrar la bolsa y lavarse las manos).

· Con la mano.

· Con la cara interna del codo.

 

3. LIMPIAR más frecuentemente las superficies de muebles, pomos de las puertas, objetos… con los productos de limpieza habituales y ventilar más a menudo abriendo las ventanas.

 

¿Por qué?

 

Las microgotas de saliva y secreciones nasales que se expulsan al estornudar, toser o hablar, pueden quedar en las manos y en las superficies, que debemos limpiar con mayor frecuencia para evitar contagiar a otras personas.

 

¿Cómo?

Es importante limpiar a diario estas superficies con los productos de limpieza habituales, y ventilar más a menudo abriendo las ventanas.

 

4. EVITAR CONTAGIAR a otras personas siguiendo los consejos de los profesionales sanitarios si se está enfermo

¿Cuándo?

La capacidad de contagiar el virus puede durar desde 1 día antes de empezar con los síntomas de la gripe hasta 7 días después por lo que se recomienda extremar las medidas de higiene, y recuperarse siguiendo en todo momento las indicaciones de los profesionales.

¿Cómo?

La capacidad de contagiar el virus puede durar desde 1 día antes de empezar con los síntomas de la gripe hasta 7 días después. La mayor parte de los casos la gripe se cura sola, con las medidas habituales: beber líquidos en abundancia, (agua, zumos…), utilizar los antitérmicos y analgésicos habituales, como el paracetamol, y seguir las recomendaciones de los profesionales sanitarios hasta recuperarse.

5. EVITAR LOS BESOS y contacto muy cercano, así como compartir vasos, cubiertos y otros objetos que hayan podido estar en contacto con saliva o secreciones.

¿Por qué?

Para prevenir el contagio a través de gestos de cortesía y de los objetos de uso cotidiano.

 

6. LLEVAR UNA VIDA SANA duerme bien, ten una alimentación saludable, bebe agua, lleva una vida físicamente activa, evita las bebidas alcohólicas y el tabaco

¿Por qué?

Llevar una vida sana nos permite afrontar la enfermedad en las mejores condiciones de salud.

 

7. SI SE PADECE LA GRIPE se debe permanecer en el domicilio 7 días después del inicio de los síntomas (10 días en los niños) o hasta 24 horas tras el cese de síntomas si la duración de éstos es superior a 7 días.

 

2.2. VACUNAS

La vacuna frente a la gripe A aún está en desarrollo. Dado que se desconoce su eficacia, seguridad y disponibilidad, no se puede establecer ninguna recomendación al respecto a quién administrársela. En cualquier caso, es de suponer que, junto a otros inmunodepremidos, algunos pacientes reumáticos serán considerados por el Ministerio como un grupo prioritario para la vacunación.

 

Posiblemente los pacientes en tratamiento con metotrexate o Rituximab pudieran tener una respuesta disminuida pero no debe ser una contraindicación para la vacunación frente a gripe A.

El momento de la vacunación deberá valorarse de forma individual. Si se prevé iniciar tratamiento con rituximab o abatacep es preferible diferir el inicio del tratamiento biológico al menos 4 semanas después de la vacunación.

Se recomienda la vacunación frente a gérmenes que podrían complicar el cuadro de gripe A: gripe común (vacunación anual) y el neumococo (cada 5 años).

2.3. PROFILAXIS CON TRATAMIENTO ANTIVIRAL

No está justificada en momento de pandemia salvo excepciones. El uso indiscriminado de antiviales conduciria a crear resistencias a estos fármacos y por tanto, a disminuir su eficacia.

Se puede considerar en caso de contacto estrecho y prolongado con enfermos con gripe A confirmada. En estos casos se debe de realizar lo más precozmente posible, dentro de las primeras 48 horas.

La pauta de profilaxis postexposición es:

 

Tratamiento de elección: Zanamivir (Relenza®) por vía inhalatoría (2 inhalaciones juntas cada 24 horas durante 10 días.

Oseltamivir (Tamiflu®): 75 mg vía oral cada 24 horas durante 10 días.

 

3. DIAGNÓSTICO DE GRIPE A

3.1. Sospecha

La sospecha de gripe A durante el periodo de pandemia, en cualquier persona, viene dada por:

 

Fiebre (temperatura por encima de 37,8ºC)

Más alguno de los siguientes síntomas: tos, estornudos, goteo nasal, dolor de garganta, dolores musculares generalizados

 

En los pacientes de riesgo previamente establecidos, durante la pandemia, además se puede considerar sospecha de gripe A:

 

En ausencia de fiebre, siempre y cuando se den al menos otros dos síntomas

En un paciente con neumonía

 

3.2. Procedimiento diagnóstico

El procedimiento diagnóstico aceptado en la actualidad es la PCR específica para H1N1 en exudado nasofaríngeo. El exudado se debe tomar con torunda flexible y larga que no sea de algodón ni alginato, introduciendo la torunda en profundidad.

3.3. Qué hacer si se confirma la gripe A

 

Se debe empezar a tratar preferentemente antes de 48 horas tras el inicio de los síntomas, justo después de tomar la muestra de exudado naso-faríngeo.

El tratamiento consiste en oseltamivir (Tamiflu®) 75 mg/12 horas, durante 5 días.

Considerar 150 mg/12 horas x 5 días si diarrea, obesos o ingresados en UCI.

Si el cultivo naso-faríngeo hubiera resultado negativo, hay que continuar hasta terminar el tratamiento. Un resultado negativo no excluye por completo infección. Si además el paciente ha recibido tratamiento entre 3 y 4 días, es mejor completarlo para evitar resistencias.

Se aconseja suspender el tratamiento inmunosupresor o biológico de fondo entre 7 y 15 días a criterio médico, excepto en el caso de corticoides. Dependiendo de la gravedad se puede aumentar la dosis de esteroides como en cualquier otra situación que suponga un incremento de la demanda del eje corticosuprarrenal.

Artículo realizado por: Dr. Ponce

Fecha del artículo: 28/09/2009