Tendinitis aquílea

Es una afección que ocurre cuando el tendón que conecta la parte posterior de la pierna al talón se inflama y duele cerca del talón del pie.

Este tendón se denomina tendón de Aquiles que actúa llevando el pie hacia abajo y en actividades como caminar, correr y saltar.

tendinitis-aquilea-01
tendinitis-aquilea

Causas

La inflamación del tendón puede ocurrir por un traumatismo o una sobrecarga excesiva del pie en algunas de las actividades anteriores. Intervienen igualmente en su producción: si no se utiliza un calzado adecuado (deportivo), zapatilla con exceso de amortiguación, correr por superficies duras, no estirar o calentar el musculo antes de actividad, andar descalzos por terreno blando, por ejemplo la playa.

Medicamentos (quinolonas(antibiótico) o estatinas(medicamento para el colesterol). Dismetría (una pierna más corta que la otra). Inadecuada biomecánica en el apoyo del pie y; en algunas patologías como: la obesidad, el pie plano, fractura previa en astrágalo o calcaneo,artritis por microcristales de prirofosfato (condrocalcinosis), la hiperlaxitud de ligamentos (Ehlers Danlos) y las espondiloartropatias.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

DOLOR en el talón y pantorrilla, cuando se camina, sube escaleras, ponerse de puntillas o correr.

RIGIDEZ a dificultad para movilizar el tendón a primera hora de la mañana o tras el reposo).

SIGNOS INFLAMATORIOS ( Pueden existir ) Signos Inflamatorios locales (tumefacción, calor, enrojecimiento)

Se diagnostica mediante la EXPLORACIÓN FÍSICA del reumatólogo.

Como pruebas complementarias:

RADIOLOGÍA SIMPLE.

ECOGRAFÍA.

RESONANCIA MAGNÉTICA De la zona.

Tratamiento

MEDIDAS GENERALES: Disminuya o suspenda cualquier actividad que cause dolor. Caminar por superficies lisas, evitar subir escaleras o montar en bici, ejercicios de estiramientos,

– ORTESIS (plantillas, férulas nocturnas, botas, cuñas en talón).

– ONDAS DE CHOQUE de choque son de gran utilidad en calcificaciones.

– ELECTROLISIS PERCUTÁNEA INTRATISULAR (EPI ) asociado a ejercicios excéntricos.

– INFILTRACIONES ECOGUÍADAS de corticoides y Plasma rico en plaquetas (PRP).

– PROLOTERAPIA, (infiltraciones con dextrosa) en las tendinosis hipervasculares

En raras ocasiones se precisa TRATAMIENTO QUIRÚRGICO.

Esta patología tarda en mejorar, al menos 2-3 meses.