Tenobursitis de la pata de ganso o Bursitis anserina

pata-de-gallo-malaga (1)

Se llama pata de ganso a la formación de tendones que cubre la parte interior de la rodilla abarcando parte de la cara superior e interna de la tibia, en la pierna. Estos tres tendones son: semitendinoso, recto interno y sartorio. Todos intervienen en la flexión de la rodilla. Pero además actúan sobre la cadera: Semitendinoso es además extensor de la cadera; recto interno es aductor de la cadera y el sartorio es aductor y rotador externo de la cadera.

Clínica

La tenobursitis produce dolor en la parte inferior interna de la articulación de la rodilla, intensificándose con los movimientos de flexión-extensión. El dolor se localiza a 2 cm distal de la meseta tibial en su cara interna. A veces llega a ser intenso y persistente («no mata pero no deja vivir»), e incluso nocturno.

Factores predisponentes

Esta lesión suele acompañar a las rodillas artrósicas y se produce por mala deambulación y valgo de tobillo. El sobrepeso y la obesidad, la pelvis ancha y las rodillas en valgo favorecen este tipo de lesión.

La lesión de estos tendones puede propiciarse mediante actividades que conlleven superar obstáculos, como piedras, subir pendientes pronunciadas y largas, correr o andar con calzado muy pesado, a veces mojado o con barro, subir y bajar escaleras o pendientes, levantarse bruscamente de un asiento bajo («al saltar de la silla») o de una posición de sentadillas o en cuclillas.

Estas circunstancias pueden causar estrés en las fibras musculares, generando tensiones descompensadas en la inserción de los tres músculos implicados sobre la parte superior de la tibia. En estos casos, es frecuente, que también se afecta la bursa (tenobursitis anserina o de la pata de ganso).

Con qué otras dolencias debe diferenciarse

La clínica de la tenobursitis anserina, puede evocar una lesión del menisco medial o del ligamento colateral medial, una plica medial, la paniculitis de la grasa medial, la sobrecarga del compartimento medial por un genu valgo y su degeneración artrósica.

pata-de-gallo-malaga (2)

Cómo se diagnóstica

El diagnóstico se realiza mediante la clínica, la exploración. Puede confirmarse mediante la infiltración anestésica de la zona. La lidocaína del 1 al 2% inicia su efecto en 1-2 minutos con duración de 1 hora. La bupivacaína de 0.25 o al 0.5% inicia su efecto en 30 minutos con duración de hasta 8 horas.

La ecografía dinámica permite localizar y confirmar las estructuras lesionadas.

Cómo tratar la lesión de Pata de Ganso

  • Podemos conseguir alivio por la aplicación de frío y calor sobre la zona.
  • Masajes transversos en la zona, con crema antinflamatoria
  • Ejercicios suaves de estiramiento, fortalecimiento y reeducación muscular.
  • Reeducación de la marcha. Las órtesis son de utilidad si hay una hiperpronación del retropié.
  • Fármacos: En mi experiencia el tratamiento mediante la administración oral o parenteral de antinflamatorios es ineficaz. El fármaco no llega a provocar efectos antinflamatorios tan distales y mal irrigados y, además sometemos al organismo a los efectos secundarios de los mismos (aparato digestivo, riñón).
  • La mejor opción por su eficacia y rapidez son las infiltraciones.