Skip to content

HIPEROSTOSIS ESQUELÉTICA IDOPÁTICA DIFUSA

La hiperostosis esquelética idiopática difusa (HEID) o también es llamada Enfermedad de Forestier-Rotes-Querol es una enfermedad en la que se osifican las estructuras ligamentosas de columna vertebral y de los lugares de agarre óseo de la musculatura Afecta principalmente a la columna dorso-lumbar, aunque también es frecuente la columna cervical y miembros inferiores, pelvis, pies.

Su frecuencia en la población es del 3-10% y es más frecuente en los pacientes afectos de diabetes mellitus, hipertensión y obesidad. Generalmente aparece a partir de los 50 años. Principalmente a varones y en la raza blanca.

No es una enfermedad inflamatoria, ni autoinmune, aunque es frecuente confundirla radiológicamente con la espondilitis anquilosante. Se encuadra dentro de los reumatismos degenerativos como la artrosis.

Es frecuente diagnosticarla como un hallazgo casual en radiografías prescritas por otros motivos o ante dolores de columna vertebral.

Clínica

Clínicamente provoca dolor, rigidez (dificultad para moverse principalmente por la mañana y tras el reposo) y limitación a la movilidad.

A nivel cervical los Osteofitos en la parte anterior de la columna pueden provocar disfagia (dificultad para tragar los alimentos) y mielopatía cervical (parestesias, debilidad y falta de coordinación en los miembros superiores). A nivel lumbar, puede provocar mielopatía lumbar o síndromes de cola de caballo (debilidad de miembros inferiores, frecuentes paradas cuando se camina, síntomas vesicales e intestinales.

Pruebas complementarias diagnósticas

Se suele diagnosticar con una radiografía simple. Es característico que se conserven los espacios discales a diferencia de la artrosis.

Cuando afecta a la columna, las manifestaciones radiológicas afectan al menos 3 espacios intervertebrales, que se localizan en el margen derecho de la columna.

Si existen signos de miopatía, es preciso recurrir a la resonancia magnética o el TAC (scanner) para valorar su alcance

Estas pruebas aportan información útil del daño estructural anatómico. Las pruebas electrofisiológicas nos informan del daño de las raíces nerviosas.

Diagnóstico diferencial

Aunque el diagnostico radiológico es fácil para el reumatólogo, puede ser confundida con la Espondilitis Anquilosante. En la HEID aparecen osteofitos que crecen como la llama de una vela. Mientras que en la espondilitis, aparecen sindesmofitos pegados a la columna que le confieren el aspecto de caña de bambú.

En caso de dudas se puede recurrir a las pruebas analíticas para descartar otros posibles (Espondilitis Anquilosante).

Un 30% de los pacientes con enfermedad de paget o mieloma también pueden presentar signos radiológicos de HEID.

Tratamiento

  • Medidas ergonómicas y posturales
  • Medidas físicas de calor, duchas de agua caliente,
  • Farmacológico: Analgésicos, antinflamatorios, relajantes musculares, antidepresivos,

Doctor Ponce

RESERVE SU CITA

Número de Teléfono: 952 227 228 / 637 528 409
Fax: 951 944 108
Email: doctorponce@doctorponce.com

Loading

Loading

Play Video