Infiltraciones intraarticulares

El tratamiento intraarticular es una de las modalidades terapéuticas más efectivas que disponemos. Las infiltraciones en manos expertas con o sin apoyo de la ecografía resulta de gran alivio en una serie de patologías, como cualquier tipo de artritis, y artrosis, que pueden presentar: sinovitis, derrame articular, dolor y limitaciones 1.

El brote de dolor o signos inflamatorios, son las indicaciones habituales para las infiltraciones intraarticulares en la práctica clínica. Las personas que se someten a este procedimiento, tienen un dolor y/o una enfermedad más severa que las personas que no precisan este tratamiento.

Los fármacos de uso más común son los corticoides, pero también anestésicos locales, ácido hialurónico, y plasma rico en plaquetas.

Existen dos grandes ensayos aleatorios que examinan la pérdida de cartílago o pérdida del espacio articular, con el uso de los corticoides intraarticulares. Uno de ellos 2 no mostró efecto de los esteroides versus placebo, y el otro 3 mostró un efecto una pérdida del grosor del cartílago.

Recientemente EULAR ha realizado unas recomendaciones para su administración a la que nos adherimos y compartimos.

  1. Los pacientes deben estar informados sobre la naturaleza del procedimiento:
    • El inyectable utilizado (corticoides, ácido hialurónico, PRP, anestésicos)
    • Los posibles efectos (beneficios y riesgos)
    • Deberá firmar el consentimiento informado.
  2. Se mejora la precisión cuando las infiltraciones son ecoguíadas.
  3. La consulta debe disponer de la asepsia y luminosidad adecuadas
    • El procedimiento debe ser aséptico, utilizando guantes.
    • Se recomienda que la consulta disponga de equipo de reanimación.
  4. Los pacientes con diabetes pueden tener un aumento de la glucemia de forma transitoria después de la administración.
    • Es necesario realizar controles durante un par de días después de la infiltración.
  5. Las infiltraciones no están contraindicado en personas con trastornos de coagulación o hemorragia, o que toman medicamentos antitrombóticos”.
  6. No es conveniente realizar infiltraciones después de una cirugía de recambio protésico articular hasta después de 3 meses de la misma.
  7. Se debe guardar reposo las primeras 48 horas tras su administración.

Referencias

1.       Ponce Vargas A; Ureña Garnica, Inmaculada. Tratamiento intraarticular. Manual de la Sociedad Española de Reumatología de la Artrosis. Edit. IM&C. Madrid. 2002.

2.       Jean Pierre Raynauld  Chris Buckland, Wright  Rupert Ward et al. Safety and efficacy of long‐term intraarticular steroid injections in osteoarthritis of the knee: A randomized, double blind, placebo controlled trial. https://doi.org/10.1002/art.10777Citations: 282

3.       Timothy E. McAlindon, DM, MPH1; et al. Effect of Intra-articular Triamcinolone vs Saline on Knee Cartilage Volume and Pain in Patients With Knee Osteoarthritis. A Randomized Clinical Trial. JAMA. 2017;317 (19):1967-1975.