Skip to content

Sarcopenia involutiva

Sarcopenia involutiva

El término “sarcopenia” se refiere a la presencia de una escasa masa muscular, junto con una diminución de la fuerza, el rendimiento muscular y físico, habitualmente en el contexto del envejecimiento.

Me ha sorprendió una queja, que había oído en otros pacientes, y probablemente no preste la debida atención de este problema cada vez más frecuente que más tarde o más temprano nos afectará a TODOS.

Recientemente, una paciente de 55 años, sedentaria y con una dieta en la que predominan los precocinados, comidas rápidas y pizza, me comentaba que, gracias a la alianza que estableció con su báscula, desde hace años mantiene su peso habitual. Sin embargo, cada mañana, frente al espejo, se encuentra con el disgusto de, una imagen corporal progresivamente deteriorada, carnes flácidas y caídas. Un cuerpo aún apto para el nudismo, pero no para el exhibicionismo.

Aún se mantiene en su peso desde hace años. Su balanza, le había servido para monitorizar sus kilos y le ha había motivado para evitar la obesidad. Su Índice de masa corporal (IMC) * se había mantenido estable. Con todo, la pérdida muscular, estaba transformando tristemente su cuerpo, a pesar de haberlo tratado a “cuerpo de rey”.

* El IMC, es un atajo técnico que utiliza Medicina, para llamarnos Obesos o no. Algo equivalente, al examen del perímetro de la cintura, que nos clasifica desde “el vientre plano” “barriga cervecera” ó “barrigón”.

Si eres de los que controlas el peso, puede que te sigas manteniendo en el mismo desde hace años, pero tu musculatura va disminuyendo. No disminuyes de peso, porque lo ganas en grasa. La sarcopenia se asocia a una reducción en diámetro de las fibras musculares tipo II, que se usan en metabolismo aeróbico y anaeróbico, e intervienen en la movilidad, la fuerza y el equilibrio.

Se estima que la pérdida de masa muscular se inicia a partir de los 30 años, y se pierde entre un 0.5% -1% de masa muscular por año, esta pérdida se acelera a partir de los 65 años. Tengo 58 años, así que he perdido entre un 14%-28% de mi masa muscular, alguien con 80 años, ha perdido al menos el 50% de su masa muscular. A este ritmo me veo como el gallo de Morón.


La investigación en este campo es escasa, pero recientemente el Centers for Disease Control and Prevention, ha establecido un código de identificación para la sarcopenia: ICD-10-CM, esto permitirá su reconocimiento, diagnóstico, documentarla, e iniciar estudios de investigación en este campo. Esto es un resumen de la evidencia disponible en las bases biomédicas sobre la sarcopenia:
Hay otros motivos, distinto al envejecimiento que provocan sarcopenia: La inmovilidad prolongada, la inactividad física, la malnutrición, o la debida a enfermedades.

¿ Qué se precisa para realizar el diagnóstico de sarcopenia ?

  1. Constatar una disminución de la masa muscular , con algunas de estas pruebas:
    • Antropometría
    • Bioimpedancia -Masa muscular calculada según la resistencia o los cálculos del fabricante-
    • Tomografía computorizada – cuerpo entero o con corte transversal del psoas en L4, esta última con limitaciones en pacientes con coxartrosis o lumbalgia crónica –
    • Pletismografía por desplazamiento de aire -Bod Pod-
    • Densitometría hidrostática
    • Ecografia: Aún sin protocolos de evaluación. Interesante en valoración de grupos musculares

La disponiblidad de estas pruebas en la práctica clínica es muy limitada para la población general.

  1. Valorar la pérdida de fuerza (dinamómetro) y/o
  2. Objetivar un menor rendimiento físico, por algunas de estas pruebas:
    • Velocidad de la marcha, Test de equilibrio, prueba de levantarse y sentarse:
    • Short Physical Performance Battery –SPPB.

A partir de los 65 años, si quieres saber si tienes sarcopenia, tan solo te hace falta, que te mires honestamente al espejo y veas el cambio que estas experimentando.

¿En qué nos afecta la sarcopenia?

Sus consecuencias incluyen:

  • Pérdida de fuerza para actividades elementales como deambulación, actividades de la vida diaria.
  • Incremento del riesgo de caídas
  • Disminución del metabolismo, aumento de la resistencia a la insulina –diabetes-,
  • Fatiga, cansancio
  • Fragilidad
  • Un mayor riesgo de mortalidad. Disminución de la supervivencia
  • Incremento de las complicaciones quirúrgicas (sepsis, infección, neumonía)

¿Qué podemos hacer para prevenirla?

Realiza ejercicio físico aeróbico: Caminar, yoga, o la actividad que más te guste, al menos media hora, 3 días en semana. O bien: ejercicios de contrarresistencia de corto tiempo.

  • Evita el consumo de alcohólicas y fumar
  • Evita subidas o bajadas de peso, mantente en su peso ideal. Para ello, toma frutas y vegetales en su dieta.
  • Come en cada comida unos 30 g-75g o, bien 1-1,5 g/Kg/d, de algún tipo de proteína (suero de la leche, huevo, pescado, carne).
  • De estas proteínas casi el 40% deben ser ricas en leucina (gambas, cerdo, ternera, pollo, lentejas), o bien suplementar la dieta con Aminoácidos esenciales.
  • Creatina
  • Controla que tus niveles de vitamina D, sean los adecuados

Con todo, la sarcopenia parece continuar, aunque estas medidas pueden mejorar algo su progresión.

Tratamientos posibles y futuros

  • Fórmulas con proteínas o aminoácidos, creatina, b-hidroxi-b-metilbutirato y micronutrientes.
  • Testosterona y análogos anabolizantes (DHEA, androstendiona)
  • Moduladores selectivos de los receptores androgénicos (Andarine, BMS-564929 y LGD-2941).
  • Inhibidores de la ECA
  • Inhibidores de la miostatina (Stamulumab, AMG-745) 11R
  • Inhibidores de IL-6 (Tocilizumab)
  • Antagonistas de la activina
  • Activadores de la troponina esquelética (Tirasemtiv) Ha sido probado en pacientes con ELA, con malos resultados.
  • Progestágenos
  • Hormona del crecimiento y secretagogos de GH (GHRH-1,44-amida y grelina
    MK-677 mimético)

Líneas de investigación futura

La carga mecánica es un determinante del mantenimiento de la densidad mineral ósea, de la resistencia ósea y de la masa muscular. La osteoporosis y la sarcopenia son dos caras de una misma moneda. La sarcopenia incrementa el riesgo de fractura, y la fractura osteoporótica, por la inmovilidad que conlleva, conducen a la sarcopenia. Representan diferentes aspectos del mismo proceso de atrofia del sistema musculoesquelético relacionada con la edad.

Sin embargo, el enfoque terapéutico actual para la prevención de la fractura se centra exclusivamente en hueso, y no en la interacción entre el músculo y el hueso para minimizar el riesgo de fractura.

A la espera estamos, de fármacos monoclonales anti-esclerostina (Odanacativ, Romosozumab y Blosozumab) actualmente en investigación para la osteoporosis por sus propiedades antiresortivas y de formación ósea, sin embargo, estos productos podrían disminuir la masa muscular. Por ello, es necesario seguir investigando las interacciones entre las distintas citoquinas que intervienen en la homeostasis del hueso (Activina A, IGF-I, TGF-b, BMP-2, Osteonectina, osteoglicina) y el músculo (IGF-1, FGF-2, Miostatina, Irisina, FAMSC, IL-6, IL-7, MMP-2). Una mayor comprensión de la naturaleza de las interconexiones entre osteocinas, miocinas en el sistema musculoesquelético abrirán nuevas vías de investigación en el tratamiento de la la sarcopenia y de las enfermedades osteo-musculares en su conjunto.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

  • Keller K; Engelhardt M. Strength and muscle mass loss with aging process. Age and strength loss. Muscles Ligaments Tendons J. 2013 Oct-Dec; 3(4): 346–350.
  • Walston JD, Sarcopenia in older adults. Curr Opin Rheumatol. 2012; 24(6):623-7
  • Dreisbach S. How to eat and exercise to prevent age-related muscle loss from sarcopenia. Eating well. Source Accessed September 9, 2018.
  • Morse A, McDonald M, Kelly N, Melville K, Schindeler A, Kramer I, et al. Mechanical load increases in bone formation via a sclerostin-independent pathway. J Bone Miner Res (2014) 29:2456–67.
  • Merloy JE et al and Society for Sarcopenia, cachexia, and wasting disease. J Am Med Dir Assoc 11: 391; 2010
  • https://www.iofbonehealth.org/preventing-sarcopenia

https://www.webmd.com/healthy-aging/guide/sarcopenia-with-aging#1

Doctor Ponce

RESERVE SU CITA

Número de Teléfono: 952 227 228 / 637 528 409
Fax: 951 944 108
Email: doctorponce@doctorponce.com

Loading

Loading

Play Video