Skip to content

SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE

mujer con mensaje en barriga, fuera de servicioMuchos de mis pacientes y especialmente los de fibromialgia, fatiga crónica, síndrome de Ehlers Danlos, artrosis, padecen concomitantemente de síndrome del intestino irritable (SII) o del colon irritable. No hay una causa que pueda evidenciar (incluido la endoscopía) daño orgánico, por lo que se le suele decir al enfermo: “No sé preocupe: usted no tiene nada grave”. Entonces el paciente se queda desconcertado sin saber qué hacer, ni a quién acudir para que le ayude.

ORIGEN Y CAUSAS

Se trata de un trastorno funcional digestivo, que afecta al 8% de la población. Se caracteriza por dolor o malestar abdominal fluctuante a lo largo del tiempo, que se acompaña de cambios en las características y en la frecuencia de las deposiciones (estreñimiento-diarreas).

Con frecuencia acontece tras gastroenteritis, o acontecimientos vitales importantes Suele existir una sensibilidad digestiva incrementada, bien por el propio aparato digestivo, por el sistema nervioso central o ambos. Lo padecen con más frecuencia personas con ansiedad, pánico, depresión, neuroticismo o distimia. Se presenta en algunos pacientes concurrentemente con otros padecimientos digestivos: hernia hiato con reflujo gastroesofágico o dispepsia funcional.

Alteraciones en la microbiota intestinal y niveles leves de inflamación del intestino (evidenciables solamente a nivel microscópico) pueden desempeñar un papel relevante en el desarrollo del SII.

DIAGNOSTICO

Es necesario descartar enfermedad celiaca, colitis microscópica o enfermedad inflamatoria intestinal, intolerancia a lactosa, fructosa o sorbitol. La búsqueda de intolerancias alimentarias mediante la determinación de autoanticuerpos séricos IgGs no ha demostrado ser útil, y pueden conducir a consejos dietéticos incorrectos o engañosos.

TRATAMIENTO

El tratamiento depende de la frecuencia e intensidad de los síntomas, de la repercusión sobre la calidad de vida y de los trastornos concomitantes.

CONSEJOS DIETÉTICOS: No existe una dieta específica para SII. Se recomienda una dieta rica en fibra (sobre todo en los que concurre el estreñimiento), dieta mediterránea, evitando lácteos, grasas, carbohidratos, cafeína, tabaco y alcohol. En algunos casos, exclusión de sorbitol. Las comidas deben ser exiguas y frecuentes.

CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA: Ejercicio físico adaptado al paciente, mejorar el entorno psicosocial.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO:

  • Antidiarreicos (loperamida, difenoxilato),
  • Antiespasmódicos (trimetabulina)
  • Fibra soluble (ispacula, psillo). No se recomienda la fibra insoluble: salvado de trigo y fibra de maíz)
  • Para estreñimiento: Azúcares no absorbibles: Sorbitol, lactulosa, lactitol y polietilenglicol (este último más eficaz).
  • Linaclotida
  • Probióticos (Lactobacilos y bifidobacterias pueden mejorar la hinchazón, flatulencias y estreñimiento), prebióticos y simbióticos
  • Rifaximina
  • Psicofármacos: Antidepresivos tricíclicos, Inhibidores de la recaptación de serotonina, Inhibidores de la recaptación de serotonina-noradrenalina (Principalmente en pacientes sin estreñimiento).
  • Psicoterapia (cognitivo-conductual, técnicas de relajación).

PRONÓSTICO

El pronóstico y su evolución dependen de un tratamiento adecuado con una buena interacción médico-paciente.

Doctor Ponce

RESERVE SU CITA

Número de Teléfono: 952 227 228 / 637 528 409
Fax: 951 944 108
Email: doctorponce@doctorponce.com

Loading

Loading

Play Video