Tratamiento Biológico de la artritis reumatoide

 

ALERTAS EN EL TRATAMIENTO BIOLÓGICO DE LA ARTRITIS REUMATOIDE:

El uso de Tofacitinib aumenta el riesgo de eventos adversos cardiovasculares mayores y neoplasias malignas frente al uso de inhibidores del TNF-alfa (Infliximab, Etanercept, Adalimumab, Golimumab, Certolizumab pegol).

TOFACITINIB es un inhibidor de la Janus quinasa (JAK) que está indicado para el tratamiento de:

  • Artritis reumatoide (AR) activa de moderada a grave o
  • Artritis psoriásica (APs) activa en pacientes adultos que no han respondido de forma adecuada o que son intolerantes, a uno o más fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad.
  • Colitis ulcerosa (CU) activa de moderada a grave en pacientes adultos que han tenido una respuesta insuficiente, una pérdida de respuesta o han sido intolerantes al tratamiento convencional o a un medicamento biológico.

En distintos estudios clínicos en pacientes con artritis reumatoide (AR) de 50 años o más años de edad con al menos un factor de riesgo cardiovascular adicional (fumador actual, tener hipertensión, lipoproteínas de alta densidad (HDL) <40 mg/dl, diabetes mellitus, antecedentes de enfermedad arterial coronaria, antecedentes familiares de enfermedad coronaria precoz, artritis reumatoide extraarticular), se observó una mayor incidencia de infarto de miocardio con tofacitinib en comparación con los inhibidores del TNF-alfa.

  • El estudio también mostró una mayor incidencia de neoplasias malignas, en particular cáncer de pulmón y linfoma, con tofacitinib en comparación con inhibidores del TNF-alfa.
  • En pacientes: mayores de 65 años, fumadores o exfumadores, con factores adicionales de riesgo cardiovascular o con otros factores de riesgo de malignidad, tofacitinib solo debe usarse si no se dispone de una alternativa terapéutica adecuada.