Lavado Articular

El lavado articular es una modalidad terapéutica que consiste en instilar suero fisiológico en el interior de la articulación de forma continua, mediante un sistema de dos vías –entrada y salida-, con el objeto de ejercer una distensión de la capsula articular, liberando las adherencias que puedan existir y el lavado en el interior de la articulación para arrastrar elementos formes, detritus, microcristales y citocinas que favorecen y promueven la inflamación y la destrucción de la articulación. Se trata de una técnica sencilla, indolora y económica que permite, en muchas ocasiones, disminuir o incluso prescindir de los antiinflamatorios y analgésicos por periodos prolongados.

¿Qué objetivos persigue?

Mejorar clínicamente a los pacientes con artrosis o artritis (reumatoide, gotosa, infecciosa) de rodilla, evitando el dolor y mejorándoles su movilidad.

Su objetivo y finalidad es ejercer una distensión de la capsula articular con ruptura de las adherencias intraarticulares y arrastrar todos los detritus y elementos formes intraarticulares (generalmente restos de cartílagos, microcristales, fibrina y citocinas) que promueven los fenómenos inflamatorios articulares y perpetúan la destrucción del cartilago.

Como se realiza

Colocado de forma adecuada en una camilla, Se realiza limpieza de la piel con producto desinfectante (povidona yodada), se le administrara anestesia local en la cara externa e interna de la rodilla, al objeto de colocarle posteriormente unas agujas de calibre grueso por las que pase y se evacue el suero fisiológico. Se le harán pasar unos 3 litros de suero fisiológico frío, entre (4º-8º C) al interior de la articulación mediante un circuito de dos vías, por donde va saliendo el suero y arrastrando todo los elementos formes. Este procedimiento puede ser único o complementarse con la aplicación intrarticular de corticoides o ácido hialurónico al objeto de que se prolonguen los efectos del tratamiento. Se termina aplicándole un vendaje en la zona durante 24-36 horas.

¿Cuánto dura?

El procedimiento tarda en aplicarse entre 45 y 60 minutos.

¿En quien está indicada?

En los pacientes con artrosis o artritis de rodilla que a pesar del tratamiento tienen frecuentes episodios de dolor, inflamación, derrame articular o limitaciones para andar.

Cuales son sus beneficios

Evitar la toma continuada de antinflamatorios y analgésicos en pacientes con patología digestiva o bien en aquellos que por sus múltiples dolencias se ven obligados a tomar una gran cantidad de comprimidos diariamente, todo lo cual mejorara el tratamiento de su enfermedad.

¿Qué riesgos tiene?

Como cuando toma usted cualquier medicación existen unos teóricos riesgos. Con este procedimiento se podrían producir:

– Infección articular, En el supuesto que note que el estado de su articulación empeora o aparece fiebre, signos que sugieran infección local u otros no descritos deberá acudir lo antes posible a su reumatólogo o a un servicio médico. Para minimizar el riesgo de este evento todo el procedimiento es llevado a cabo con la máxima asepsia.

– Lesión de las estructuras intraarticulares por el instrumental empleado.

¿Qué otras alternativas hay?

Como alternativa a la actuación terapéutica propuesta se pueden realizar infiltraciones con corticoides o ácido hialurónico.

Recomendaciones

Tras el lavado deberá realizar reposo relativo en las 24-36 horas posteriores a la actuación. Posteriormente deberá realizar ejercicios de gimnasia para recuperar la musculatura de su articulación.

 

Artículo realizado por Dr. Ponce
Fecha del artículo: 29/08/2005