Infiltraciones de corticoides en diabéticos

Casi el 50% de los diabéticos padecen concomitantemente de artritis, o artrosis con brotes de agudización en rodillas, hombros o caderas en las que se podría requerir el uso de infiltraciones intraarticulares.

Se sabe que las infiltraciones intraarticulares pueden causar hiperglucemia a corto plazo, pero sus efectos a largo plazo sobre el control de la glucemia no están bien estudiados.

En un reciente estudio de corte retrospectiva, se investigaron los efectos que tuvieron el las infiltraciones intraarticulares en el control de la glucemia a largo plazo, mediante la evaluación de los cambios en la Hb A1C * desde 18 meses antes y después de las infiltraciones. Los datos se obtuvieron a través de los registros médicos electrónicos de 1.169 pacientes, entre 2012 y 2018, después de una infiltración en articulaciones grandes. A los 30 días posteriores a la infiltración, se examinaron las tasas de cetoacidosis diabética y síndrome hiperglucémico hiperosmolar.

* La prueba de hemoglobina A1C o HbA1c, es un análisis de sangre sencillo que mide los niveles promedio de azúcar en sangre durante los últimos 3 meses. Es una de las pruebas más utilizadas para diagnosticar la prediabetes y la diabetes, y también es la prueba principal para ayudar al propio paciente y a su equipo de atención médica a controlar la diabetes. Los niveles más altos de A1C están relacionados con complicaciones de la enfermedad, por lo que alcanzar y mantener la HbA1c por debajo de 7% es realmente importante si tienes diabetes.

El 15,7 % de los pacientes diabéticos que se infiltraron experimentaron un aumento mayor de lo esperado (>0,5%) en la A1C, pero este aumento más de lo esperado coincidió con los pacientes que tenían previamente un mal control de su diabetes y unos niveles de HbA1c entre 7,0–8,0 %.

La mayoría de los pacientes no experimentan un aumento en la HbA1C después de la infiltración intraarticular. Sin embargo, los diabéticos mal controlados con niveles de HbA1c mayores al 8% tienen un riesgo mayor de hiperglucemia después de la infiltración intraarticular.

Los pacientes con un buen control de su diabetes (HbA1c entre 6-7%) podrían elevar levemente los niveles de glucosa en sangre, pero no suponen un riesgo de que empeore su diabetes.